Según el FMI sólo la zona euro continúa en crisis

La economía mundial no está en crisis; pero la europea sí. Esta es la principal conclusión del último informe de ‘Perspectivas Económicas Globales’ publicado este martes por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Mientras el organismo dirigido por la francesa Cristine Lagarde estima que el mundo en su conjunto crecerá un 3,3% en 2013, la eurozona sufrirá una contracción del 0,3% en este mismo periodo.

crisis-economica-zona-europea

Los datos del FMI son contundentes: la economía mundial crece y va a más, y los países en crisis se concentran, en la práctica totalidad, en la vieja Europa. Así, de todos los países analizados por el Fondo, apenas once sufrirán caídas de sus productos interiores brutos (PIB) en 2013. De ellos, y sin contar a Chipre (país del que no se han hecho previsiones), nueve son europeos: Grecia (-4,2%), San Marino (-3,5%%), Portugal (-2,3%), Eslovenia (-2,0%), España (-1,6%), Italia (-1,5%), Holanda (-0,5%), Croacia (-0,2%) y Francia (-0,1%). Habría que sumar a la lista de los países en recesión a Irán (-1,3%) y Guinea Ecuatorial (-2,1%). Informó 20minutos.es

El liderazgo económico mundial surgido a raíz de la crisis económica de 2007-2008 está soportado principalmente por los llamados mercados emergentes y economías en desarrollo, que en su conjunto crecerán un 5,3% en 2013. China e India registrarán los mayores crecimientos: del 8,0% y el 5,7% respectivamente. El FMI es contundente en su informe y alaba a estos países, de los que dice que “están haciendo las cosas bien”.

El crecimiento es clave para reducir magnitudes como el paro y la deuda. Por eso Estados Unidos lleva años desarrollando políticas públicas de estímulo, que elevan el endeudamiento y aparcan los ajustes económicos para mejores tiempos. A esta estrategia expansiva promovida por el presidente Barack Obama se han sumado otros países en crisis,como Reino Unido y Japón. Todos, a pesar de su actual debilidad, crecerán en 2013, según el Fondo, que constata una “creciente bifurcación” entre Estados Unidos y la zona euro.

La austeridad pierde apoyos

La eurozona (con el liderazgo político de Alemania) se ha quedado sola en su defensa de la austeridad. “La previsión de crecimiento negativo en la zona refleja no solo la debilidad en la periferia, sino además algo de debilidad en el núcleo”, señala el FMI en referencia a Francia y Alemania, principales motores europeos. Los analistas del máximo organismo económico internacional evidencian que la austeridad está lastrando el crecimiento y creen que, a la par que los países periféricos tienen margen para subir impuestos, los países más fuertes deberían impulsar de alguna forma la demanda privada.

¿Qué políticas de estímulo está empleando el resto del mundo? Países como Japón o Estados Unidos han llevado a cabo, entre otras políticas, los llamados Quantitative Easing(Facilidades cuantitativas), un tipo de operaciones “no convencionales” desarrolladas por los respectivos bancos centrales consistente básicamente en inyectar nuevo dinero en la economía, con el fin de aumentar la demanda agregada.

Estos estímulos fiscales, si bien no están exentos de riesgos (hay riesgos de una alta inflación y de disparar la deuda pública, entre otros), permiten a los países que los emplean mantener la actividad. El FMI les reclama, con el fin de evitar riesgos a medio plazo, una consolidación fiscal que evite unas cuentas públicas insostenibles en el futuro. En el caso concreto de Japón las exigencias de un plan de consolidación para reducir el déficit público son especialmente urgentes debido a su alto nivel de endeudamiento.

Empeoran las previsiones para España

El FMI ha empeorado este martes sus previsiones de crecimiento para España. Ahora pronostica una contracción del PIB del 1,6% en 2013, y se volverá a un débil crecimiento del 0,7% en 2014. Los nuevos datos suponen una rebaja de una décima frente a lo previsto en enero.

El organismo dirigido por Cristine Lagarde se muestra una vez más considerablemente más pesimista que el Gobierno español, que aún mantiene una previsión de caída del PIB del-0,5% para este año y un repunte del 1,2% en 2014. El desempleo, por su parte, también seguirá ascendiendo en 2013, hasta alcanzar el 27%, y solo comenzará a reducirse en 2014.

Contenido Relacionado

Related Topics