Sexo anal: Sugerencias para principiantes... - LeaNoticias.com

Sexo anal: Sugerencias para principiantes…

El sexo anal puede ser muy gratificante si desde el principio tienes información y vas relajada al encuentro. Es totalmente normal y para disfrutarla, debes aprobarla, pues lo sorpresivo o espontáneo cuando nunca se ha realizado, puede ser sinónimo de malestar. Muchas mujeres se niegan a hacerlo porque piensan que será doloroso o porque es poco higiénico. Mi tarea hoy es brindar algunas sugerencias para que la novedad sea divertida y se disfrute.

sugerencias-para-principantes-750x377

¿Por que da tanta curiosidad el sexo anal?

Es bueno tomar en cuenta que la sensación para tu pareja al momento de la penetración, puede vivirse diferente pues la estrechez de la vagina es diferente a la del ano y podría ser más intensa, esta es quizá la causa por la que dan tantas ganas de practicarla.

¿Qué hacer y qué no?

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Ir directo a la penetración es un error muy repetido. Mejor avanzar progresivamente, de menos a más. En principio besos y caricias son importantísimas, pues ayudan a generar intimidad y que ambos se sientan más cómodos. Si bien es cierto que el ano no lubrica por sí solo, tenemos la tarea de ayudarlo. Existen lubricantes específicos para esta práctica, que son de base acuosa o de silicón y que facilitarán la penetración con dedos, juguetes o pene. Olvida usar vaselina o saliva, pues aquí la creatividad no aplica.

Chicas, es necesario incorporar al condón en esta práctica, así tengas a tu única pareja sexual, porque de esta forma, ayudas a prevenir enfermedades e infecciones tanto para ti como para el.

Si en un encuentro sexual se dan varias prácticas sexuales, el condón debe estar presente, pues si por ejemplo estás concentrada en el ano, pero luego les provoca tener sexo vaginal u oral, todas las bacterias y sus infinitas posibilidades de infecciones las están depositando en estas zonas. Mas protección es más placer.

Evita el uso de anestésicos. He leído y oídos muchas veces que se usan “artilugios” para olvidar el “dolor”. Esta sensación de dolor es personal, no necesariamente va a aparecer en tu caso y si se aplica la anestesia, se duerme el pene, se duerme el ano y ¡no hay sensación de nada! Entonces, ¿para qué lo usamos? Creo que mejor avanzar progresivamente en la zona y si aparecen las molestias: postergar.

Existen juguetes sexuales que ayudan a dilatar la zona y que si estás interesada, puedes incluso utilizarlo tú misma para ir entendiendo un poco como serán las sensaciones.

Hay algunas posiciones sexuales que resultarán más cómodas y placenteras que otras, pruébalas con tu pareja para ampliar el repertorio erótico. Si hay penetración, la clásica posición del el perrito, donde él se coloque justo detrás de ti, le ayudará a él a controlar la intensidad y profundidad de la penetración bajo tus indicaciones, claro está. Ahora, también puedes sentarte sobre su pene, dándole la espalda para controlar tú todas las sensaciones, dependiendo de la inclinación de tu cuerpo ( y si no te resulta avasallante), también puedes pedirle que tu ayude a estimular simultáneamente el clítoris. Prueba si es agradable para ti.

Por último, pero no por menos importante: mantén una dieta ligera. Inevitablemente esta zona tiene sus propias características, olores, sabores… en fin, así que si crees que tendrás esta práctica, puedes ayudar a que sea más fácil con alimentación ligera.

Practica poco a poco y disfruta.

Fuente [Emedemujer.com]

Contenido Relacionado

Related Topics