Tratar lesiones agudas a tiempo previene enfermedad crónica del riñón - LeaNoticias.com

Tratar lesiones agudas a tiempo previene enfermedad crónica del riñón

Prevenir el daño renal agudo es el objetivo principal de la campaña de promoción que se realiza este año en Portuguesa, a propósito del Día Mundial del Riñón el próximo 14 de marzo.

dia-mundial-del-riñon

Alain Rincón, jefe del programa Salud Renal de la Dirección Estadal de Salud Portuguesa, explicó que el daño agudo se produce de forma momentánea y/o puntual, y depende de factores normalmente externos como alta sudoración o un shock traumático.

Igualmente, la fase aguda del daño renal está ligada a la hipertensión arterial (HTA), trastorno común entre los venezolanos cuya manifestación clínica no es perceptible en la mayoría de los casos, hasta que la enfermedad está bien avanzada.

“Cualquiera sea el origen, la intención del equipo de salud es solventar oportunamente la enfermedad renal aguda (conocida como injuria) para evitar que el paciente avance a la fase crónica, pues ésta es irreversible y amerita soluciones clínicas de alto impacto físico y económico”, comentó el galeno.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Destacó Rincón que cualquier persona está propensa a desarrollar enfermedad renal aguda, sin que se dé cuenta en la mayoría de los casos, a menos que se realice un chequeo médico. “Recordemos que la función de los riñones es mantener equilibrado el nivel de hidratación del organismo. Cualquier alteración, por pequeña que sea, merma esa función y termina afectándola negativamente”, apuntó.

A hidratarse

Estadísticamente, se observa que el daño renal (en cualquiera de sus fases) es más común en hombres que en mujeres, lo que causa ausentismo laboral.

“El pico más alto de la enfermedad renal se da en adultos mayores por el deterioro natural propio de la edad. No obstante, vemos cómo día a día se presentan más reposos en pacientes en edad productiva por esta causa, en su fase aguda o temporal”, señaló Yurbi Vargas, nefróloga del hospital Miguel Oráa de Guanare.

La injuria renal aguda es el deterioro de la función renal en un lapso no mayor a 30 días, y puede ser tratada por un médico de familia o general, sin mayores complicaciones.

Una de las primeras causas de insuficiencia renal aguda es la deshidratación por falta de fluidos en el organismo. El doctor Rincón sostiene que este desequilibrio puede ser superado, pero quedan secuelas que a la larga podrían derivar en un daño crónico si no se toman las medidas pertinentes.

Vargas, por su parte, indicó que las personas con mayor riesgo de experimentar deshidratación son los deportistas, niños en edad escolar, quienes laboran al aire libre o hacen trabajo pesado y/o que requiera mucho esfuerzo y sudoración. “Lo ideal es que si una persona estuvo deshidratada por alguna causa momentánea, acuda al médico comunitario o general para que se le practiquen algunos análisis de rutina, que permitan monitorear el estado de su función renal”, dijo el funcionario.

Una o dos veces por año es recomendable hacerse un chequeo médico de valores básicos como la HTA, glicemia (niveles de azúcar en sangre), úrea y creatinina. “Basta con acudir al médico más cercano de la comunidad para realizar el chequeo, pues éste es su trabajo: vigilar y prevenir a tiempo los daños en la salud de las personas. No es necesario acudir a un nefrólogo para realizarse un buen despistaje, a menos que el médico general lo considere conveniente”.

Cuidado con el calor

Las altas temperaturas propias de esta época del año, así como la continua actividad física de niños y niñas los hacen más vulnerables a la deshidratación. “Un niño se deshidrata con una diarrea o un cuadro febril, de allí que padres y madres deben estar atentos para reponer los fluidos con agua y abundantes líquidos”, recomienda la doctora Vargas.

Por su parte, añadió Rincón que un paciente con algún traumatismo puede verse afectado por una insuficiencia renal aguda durante el tiempo que transcurra entre el suceso y la aplicación de tratamiento para reponer los fluidos corporales, y esta condición momentánea puede conllevar a daños mayores si no se monitorea correctamente.

Ambos médicos recomiendan a quienes hacen ejercicio físico que presten atención a la hidratación, porque también corren riesgo de sufrir una injuria renal aguda. “Son personas con mucha resistencia física que no se fijan en si están o no deshidratados. Hay que consumir agua constantemente mientras se hace ejercicio, para reponer los fluidos y minimizar el impacto que la falta de líquido puede generar en los riñones”.

Prensa MPPS

Contenido Relacionado