Muere venezolano de 56 años intentando cruzar la frontera entre Chile y Bolivia - LeaNoticias.com

Muere venezolano de 56 años intentando cruzar la frontera entre Chile y Bolivia

Muere venezolano al cruzar la frontera de Chile y Bolivia

Muere venezolano este domingo mientras cruzaba a pie la abrupta frontera entre Bolivia y Chile, convirtiéndose así en el undécimo migrante fallecido en un paso no habilitado en lo que va de año.

La víctima, de 56 años, intentaba entrar a nuestro país con su esposa -también venezolana- desde la boliviana localidad de Pisiga a través de la pequeña comuna de Colchane (Región de Tarapacá), en una zona andina a más de 3.600 metros de altura sobre el nivel del mar.

El médico de turno del consultorio de Colchane, el doctor Jesús Rodríguez, relató que “recibimos un llamado de Carabineros y del Ejército para constatar el fallecimiento de un ciudadano extranjero en la frontera. Al llegar, constatamos que no tenía signos vitales ni pulso y sus pupilas dilatadas”.

Pese a las extremas temperaturas y a la pandemia del Covid-19, esta parte de la frontera se ha convertido en los últimos meses en ruta habitual para que extranjeros lleguen a Chile de manera irregular.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

La entrada en febrero y marzo de más de un millar de extranjeros, principalmente venezolanos, provocó desabastecimientos y enfrentamientos, además del colapso del sistema sanitario, que obligó a instalar campamentos de cuarentena preventiva para los migrantes.

En respuesta, el Gobierno impulsó el denominado “Plan Colchane” y autorizó el despliegue de las Fuerzas Armadas. En paralelo, apuró la aprobación de una nueva ley migratoria que facilita las expulsiones y que ha recibido un aluvión de críticas por parte de organizaciones de derechos humanos.

Por medio de un oficio, el gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal, emplazó esta semana al ministro del Interior, Rodrigo Delgado, a visitar la región y rendir cuenta del mencionado plan, que catalogó como un “fracaso” debido al aumento de extranjeros que se ha visto en las calles de Iquique, pernoctando en carpas, ocupando plazas, sin ninguna protección social.

En tanto, el delegado presidencial de Tarapacá, Miguel Ángel Quezada, señaló que el fenómeno migratorio “llegó para quedarse”, y que el Gobierno sí ha actuado en materia sanitaria.

Según Quezada entre el 2020 y el 2021, cerca de 30.000 migrantes fueron enviados desde Tarapacá hacia sus destinos.

Fuente

Contenido Relacionado

A %d blogueros les gusta esto: