"Y más humo", por Simone Augello - LeaNoticias.com

“Y más humo”, por Simone Augello

Las declaraciones de las autoridades electorales que “no descartaban” colocar centros de votación en las urbanizaciones de la Gran Misión Vivienda Venezuela buscan varios puntos esenciales.

articulo-de-opinion

Primero, los voceros del Psuv en el Consejo Nacional Electoral desean intimidar a todos aquellos que han sido beneficiados con una vivienda, para obligarles a votar por el régimen y no abstenerse o sufragar por las fuerzas de la oposición.

Esto evidencia que el régimen no está seguro de nada ni de nadie, ellos saben que los ciudadanos han tomado consciencia y éstos ya entienden que las casas entregadas, que los créditos o demás beneficios no son favores del Gobierno sino que es su obligación para con el pueblo.

Segundo, el equipo electoral del régimen que se aglutina en el CNE también pretende desviar la atención de la oposición y de la opinión pública para que emprendan un debate en torno a este tema alejando la discusión pública de los problemas que hieren al sistema político actual, entiéndase: la escasez, la inflación y la inseguridad.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Los voceros de la Unidad no pueden caer en esta trampa caza bobos que busca enturbiar el escenario político y el debate en aras de distraer la mirada evaluadora de la opinión pública.

Tercero, los oficialistas intentan crear desilusión y desconcierto en un sector de la población que desea votar en contra del régimen, pero que teme que éste hará trampa.

Las fuerzas de la Mesa de la Unidad Democrática deben aclarar que no hay tiempo para realizar cambios en el padrón electoral y que este anuncio es simplemente un nuevo pote de humo del régimen para tapar su fracaso y las tendencias electorales, que van mostrando todas las encuestas de opinión pública, su derrota para este 6 de diciembre.

Igualmente, desde el seno del Gobierno nacional, en la vocería del mismo Nicolás Maduro, se procura vincular a las fuerzas de la alternativa democrática con caminos insurreccionales con el propósito de estructurar escenarios violentos y achacarles la responsabilidad a los líderes de la oposición.

De aquí las declaraciones presidenciales que hablan de un supuesto financiamiento del Fondo Monetario Internacional a la disidencia democrática por no menos de 60 mil millones de dólares, lo que a todas luces es una nueva patraña de un régimen que se encuentra desesperado y con el sol en la espalda.

A su vez, las denuncias de un “golpe de Estado en Brasil” son otras de las tácticas distraccioncitas del madurismo, en este punto en el ámbito internacional, para que la mirada del mundo deje de observar lo que está aconteciendo dentro de nuestra nación.

Todas estas acciones del oficialismo son tubos de ensayo que se están empleando para buscar una salida a la crítica y desesperada situación de un régimen que va en franco retroceso.

Y no se extrañen porque en la medida que pasen los días veremos más humo de esos potes que lanzan desde Miraflores.

Simone Augello / @Simone_Augello

Contenido Relacionado