13 mujeres que se vengaron épicamente de sus esposos infieles

La infidelidad se paga de una u otra forma. Algunos solo terminan las relaciones pero otras personas no se quedan tranquilas y buscan hacer algo que al infiel jamás se le olvide.

color-rojo.jpg

Pocas cosas hay más dolorosas que la traición de tu pareja, más aún cuando lo has dado todo por él o ella y te has sacrificado y enfrentado a familia y amigos, para que te venga a engañar con la primera persona que aparezca.

Luego de este engaño no queda otra opción que tomar revancha y hacer que el infame (o la infame) no se atreva a traicionar a nadie nunca más.

#1 Adiós a tu querido Mercedes

Sabemos que una de las cosas que más quieres es tu querido Mercedes. Por eso, es en lo primero que pensamos, cuando se trata de planear una venganza. Porque nos da igual hacerlo público: has humillado a tu chica, ella también lo hará. ¿Y sabes qué? Lo de la foto podría haber sido peor: podría haberlo escrito rayando el coche.

#2 Diplomacia

Otras veces, nos lo tomamos con algo más de diplomacia, pero sin dejar de dar la puntilla. Ya podía haberte merecido la pena ser infiel y que hayas encontrado la mujer de tu vida, porque de otra forma, podrías arrepentirte. Esto nos deja a veces en un dilema, porque vemos esos amores de película y podemos creer que lo que pasó al marido fue eso, pero… pero normalmente esas cosas no pasan.

#3 Ojo por ojo

Probablemente esto sea demasiado, y ya se pueden imaginar el resto de la cara de la chica. Lo que dice la nota es: “Tim, yo también puedo engañar”. Y mira, ahí tiene la prueba física y un poco asquerosa de que puede engañar. Lo malo que yo veo a esto, es que esta mujer ha terminado de humillarse por completo.

#4 Más público

Cuanto más público, mejor: así hay más posibilidades de que todos tus amigos vean que eres un cabronazo, y que tu mujer te ha echado de casa por la puerta grande. Y bien grande, porque alquilar ese espacio publicitario con su dinero en común es probablemente una de las mejores cosas que podría haber hecho Jennifer.

Y eso es lo que pone en la pantalla: que un GPS vale X, la cámara de fotos lo mismo, pero que pillar a tu marido y comprar ese cartel no tiene precio. Y que ya puede decirle a Jessica que se va a mudar.

#5 Del revés

Este es un chico que se ha tomado su venganza, muy a la femenina. Lo que pone en el cartel es: “Acabo de descubrir que mi novia ha estado engañándome mientras estaba en el trabajo, por lo que la he echado de nuestra casa. Aquí están sus ropas, tiene una talla 8-10. Chicas /o chicos, si es de vuestro estilo, servíos vosotros mismos”.

Eso lo podía haber hecho también cualquier chica, así que lo ponemos también en esta sección.

#6 Podría haber sido peor

Yo cuando veo un coche en esas condiciones, siempre creo que podría haber sido peor. Y en este caso, ha tenido suerte, porque podría haber sido mucho peor. ¿Cómo? pues para empezar, las toallas sanitarias podían haber estado usadas, y hubiera sido mucho más asqueroso y delicado eso de quitarlas.

#7 Humillarla a ella

A veces, nos enfurece más la traición cuando la otra mujer lo sabe, porque es como si se riera en nuestras caras. Así que donde las dan, las toman, y por eso decidimos humillarla también a ella. Porque si ella es una rompe-hogares, lo es, y hay que avisar al resto del vecindario, no vaya a ser que cometa esos actos con otras familias.

Vamos, que si eres “la otra”, deberías darte cuenta de que lo que estás haciendo está mal. O cambias tu actitud, o un cartel como este te espera pronto.

#8 Ensoñaciones

Cuando estamos furiosas, nos dejamos llevar, y en nuestra imaginación sufres lo indecible. A Barbie también le pasa, desde luego, y por eso, en su imaginación ocurren cosas como esta: Porque no creemos que Ken sea un hombre perfecto, que no lo es, y Barbie también lo sabe. Si ni siquiera las muñecas son perfectas, ¿qué es lo que nos queda?

#9 Venganza contra ellas

A veces nos pasamos, y también nos vengamos de ella. Lo malo es que a veces, “la otra” no sabe que es “la otra”. Y darse cuenta por este cartel es triste, peor que si te lo cuenta tu chico. Por eso, tú deberías arremeter, pero no contra la mujer, sino contra el hombre, que es el que ha creado todo ese artificio.

#10 Bailaré sobre tu tumba

Sí, como en la canción. Bueno, puede que no sea tan exagerado, pero uno de los pensamientos frecuentes que no solemos llevar a cabo es el de ir atropellando al marido hasta que se separe la cabeza del cuerpo. Y por lo menos vemos que Barbie también lo piensa, así que no debe ser tan malo.

#11 Cuida tus actos

Hay muchas personas que tienen como filosofía de vida que “haya merecido la pena”. Es decir, vivir como si mereciera la pena de verdad lo que estás haciendo. Esto no justifica la infidelidad, pero esperamos que si has sido infiel, haya sido con el amor de su vida, y que por eso, ahora esté bien. Y no hay mejor manera que desear suerte a tu marido en la nueva relación, que a través de su coche.

#12 “Marido infiel”

Lo que pone en el cartel es lo siguiente: “Mientras su devota esposa cuidaba de su madre enferma, Linnie tenía varias relaciones con dos mujeres al mismo tiempo”. Vamos, que las cosas están claras, aunque es mejor saber si van a vender la casa. Más que nada por si a alguien le interesa, no por otra cosa.

#13 Tu coche puede acabar así

Cuando decimos que siempre puede ir a peor, nos referimos a esto. Porque esto, el arreglo es mucho más caro. Aunque podría ser peor que esto: aquí parece que la mujer no ha tenido demasiada fuerza, y no parece que el coche esté demasiado mal. Ojo, a ver quién es el listo que conduce esto después.

Contenido Relacionado