6 maneras de evitar que el miedo decida por ti - LeaNoticias.com

6 maneras de evitar que el miedo decida por ti

El miedo es una emoción intensa, bastante desagradable, provocada por la percepción de peligro, que puede partir de una realidad o un supuesto. Es una sensación de la cuál muchas personas son libres, otras quisieran liberarse, otras simplemente creen que nunca lograrán apartarlo de sus vidas.

Últimamente me he interesado por leer sobre la mente y comprender cómo nos domina, y muchos textos coinciden en que todos los impedimentos están ahí, en el cerebro, así como también está toda la capacidad para lograr lo que queremos.

miedo

Entonces, enfoquémonos en la mente y empecemos a desarrollarla y dirigirla (no es floro, es ciencia). La película “Lucy” protagonizada por Scarlett Johansson aborda el tema. Parece un chiste decir “los humanos solo usan el 10% de la capacidad de su cerebro”, pero es en serio.

Tal vez algunos se preguntan ¿por qué tanto rollo? Porque para vencer los miedos, tienes que aprender a dominar tus pensamientos, la palabra exacta es, gestionar tus pensamientos.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Si no aprendes a gestionar, el miedo es capaz de tomar el control de tu vida y por lo tanto de tus decisiones. Para que tú empieces a tomar decisiones, puedes empezar a poner en práctica las siguientes 6 maneras:

1. Observa tu mente

Ponte atención a ti mismo en los momentos que vas tomando decisiones. Empieza tu entrenamiento con cosas pequeñas como cuando estás en un restaurante y tienes la carta del menú.

Muchas veces pedimos por pedir y cuando ya tenemos el plato en la mesa y vemos el de nuestro compañero solemos decir “mejor hubiera pedido eso”. Descubre qué hizo que decidas por ese plato, si tuviste la misma oportunidad de elegir que él,  porqué ahora no estás conforme.

Cada vez que tengas que elegir algo, así sea qué color de ropa ponerte, obsérvate con mucha atención. Esa consciencia te irá entrenando para las decisiones más grandes, porque podrás conocerte mejor y decidir con mayor claridad.

2. Observa tu miedo

Cuando sientas miedo, en vez de distraerte o llorar o angustiarte, siéntate y cuestiónate ¿por qué tomar esta decisión me da miedo? Intenta averiguar por qué te invade esa sensación. Más allá de que averigües o no el por qué de tus miedo, lo importante es que ya identificaste que tomar esa decisión te da miedo. Si ya eres consciente de tu miedo, felicitaciones, estás avanzando.

Observa lo que el miedo intenta hacer contigo, puede ser que te de un fuerte dolor de cabeza, puede ser que te ponga de mal humor o tal vez agresivo con las personas que te rodean. Una vez que ya observaste y experimentaste todo lo que te causa el miedo, si puedes lo anotas, luego pasas al siguiente nivel.

3. ¿Qué es lo que realmente quiero?

Cada persona sabe realmente lo que quiere, lo que pasa es que no nos tomamos el trabajo de tomar en serio las decisiones. Por lo general cuando supuestamente no sabemos qué hacer o decidir, vamos hacía las personas que nos rodean y les preguntamos ¿qué crees que puedo hacer?

Tómate el trabajo de averiguar lo que realmente quieres y asume el riesgo. Tú en el fondo de tu corazón sabes muy bien lo que quieres, solo que el miedo no te deja llegar ahí.

4. Decide cuándo es el momento adecuado para decidir

Cuando estamos a punto de tomar una decisión importante o crucial, podemos quedarnos atrapados en: “si hago esto puede suceder esto, pero si hago la otra cosa podría ocurrir lo otro”.

Lo más importante aquí, es que ha llegado el momento en el que le estás poniendo atención a todos los pro y contras de tu decisión, significa que estás consciente de que tú vas a tomar una decisión. Relájate y respira hondo. En este momento debes ser consciente de que estás en el PROCESO DE LA DECISIÓN.

En esta etapa puedes descubrir que no serás capaz de complacer a todo el mundo, que hay cosas que tal vez no sucederán o que simplemente no es el momento adecuado para asumirlas.

5. No le des tantas vueltas a las decisiones

Para empezar, debemos tener claro que el miedo no necesariamente es malo, puede ser una buena o mala señal, es una manera natural de ponerte en alerta. El tema está en que tú sepas donde deseas estar o qué quieras lograr. No se trata de no tener miedo, se trata de ponerle atención a lo que origina tu miedo.

Pero si comienzas a darle muchas vueltas a pensamientos como “yo no soy lo suficientemente bueno para tener éxito”,”me sentiría más [email protected] si”, es una señal de que le estás tomando mucha atención a tu miedo y no a tu decisión y cuando le das mucha atención al miedo ¿qué sucede?, le das poder.

Simplemente descubre tus miedos y tenlos claros, no lo lleves contigo a todas partes.

6. Acepta la forma en que estás asumiendo la decisión

Relájate. La vida está llena de imperfecciones, la decisión que estás a punto de tomar podría no ser la más acertada, así que igual, por más que hayas meditado mucho, podrías equivocarte al final.

La idea aquí es que te vayas entrenando para tomar decisiones, no te estoy dando una receta para que tomes decisiones acertadas. Si es acertada o no, lo descubrirás tú. Pero cuando te entrenas para aceptar el resultado, pase lo que pase te sentirás [email protected]

En resumen lo que tienes que hacer cuando tengas miedo de tomar una decisión es imaginar que te fuiste a la luna y desde ahí, a lo lejos ves la tierra como un pequeño puntito  y creer que ese puntito insignificante es esa decisión que tienes que tomar y que te da miedo. Obsérvalo desde la distancia, analízalo, y finalmente toma una decisión.

No seas [email protected] del miedo. No dejes que  te paralice y que se apodere de ti.

No te conviertas en un títere del miedo. El control de tu vida lo tienes tú.

Fuente [Espacio360.com]

Contenido Relacionado