Alerta: Una chica muere en su cumpleaños 18 por el exceso de chupitos de alto grado alcohólico

Nicole Bicknell, australiana, falleció en su 18 cumpleaños tras haber ingerido varios chupitos seguidos de un licor con alta graduación alcohólica. En concreto la joven tomó Spirytus Rektyfikowany, una bebida polaca que tiene una graduación del 95%. Además, Bicknell había tomado otras bebidas con contenido alcohólico a lo largo de la tarde. La familia de la joven asegura que ella no estaba habituada a tomar alcohol, y han pedido que se prohíban las bebidas alcohólicas que tengan altas graduaciones como esta, según The Independent.

muere-18-cumpleanos-beber-chupitos-alta-graduacion-alcoholica_

Nicole Bicknell, australiana, falleció el día que cumplía 18 años por haber tomado varios chupitos seguidos de una bebida espirituosa con una graduación alcohólica del 95%. En concreto se trata de Spirytus Rektyfikowany, una bebida polaca muy popular en su país de origen, que es utilizada habitualmente como un ingrediente para infusiones y licores.

Además de esto, la joven había ingerido otras bebidas alcohólicas a lo largo de la tarde en la que celebraba su cumpleaños. “No puedo entender por qué estas bebidas tan fuertes están a la venta en las tiendas”, asegura el abuelo de la joven, Kevin Mclean, que junto al resto de su familia tratan que esta bebida no se siga vendiendo en Australia. “Nadie necesita comprar alcohol tan fuerte. Debería de ser retirado de las estanterías para que esto no le suceda a otra familia. Queremos que se prohíba en toda Australia y que se considere un delito su venta”, reitera el abuelo.

Su madre, Belinda Bicknell, no puede creerse que el licor todavía siga a la venta, a pesar de la petición a la Asociación Médica Australiana dos años atrás para que la prohibiese. “Esto es como todo, tiene que haber más muertes para que se haga algo. Estoy muy enfadada en estos momentos”, asegura la madre.

La bebida ya ha sido retirada de las tiendas con licencia en Australia a petición de la familia, aunque varios proveedores independientes siguen vendiendo el producto. Más de 300 personas han asistido al funeral de la joven el pasado miércoles en Thornlie, en Australia Occidental.

Fuente [Telecinco.es]

Contenido Relacionado