Aprende a enseñar a los niños a cuidarse de la inseguridad

No es un secreto que existe un  número importante  de personas que utilizan armas, especialmente de fuego, para resolver conflictos, robar y vengarse de alguien. Todas estas situaciones hacen que tengamos que enseñar a nuestros  niños y adolescentes a  auto-protegerse.

Oscar1

Con esta realidad, nuestros muchachos pueden sentir rabia cuando no los dejamos salir a jugar, pasear, llegar a ciertas horas a la casa y transitar por determinados lugares. Es importante explicarles  que  es nuestro deber protegerlos y enseñarles a cuidarse.

¿Qué pueden hacer en situaciones de peligro?

Solicitar  la ayuda de un familiar o persona cercana. Es necesario que tengan sus números de teléfono y de lugares de emergencia a los cuales puedan solicitar asistencia.

Estar alerta cuando alguien sospechoso se acerque. Es importante  que sepan que los atracos, robos y homicidios son cometidos por adultos, pero también por adolescentes.

Dirigirse hacia lugares donde haya más gente. por ejemplo entrar a un establecimiento comercial o cualquier otro lugar para buscar apoyo.

Aclararle  que está bien gritar para pedir ayuda. Que no deben sentir vergüenza. Si la persona está apuntándolos con un arma es preferible quedarse tranquilo y no ofrecer resistencia.

Alertarlos que si escuchan tiros es importante resguardarse e inclusive lanzarse al piso. Nunca ir a investigar para averiguar qué pasó, por más que vean personas curioseando, su vida puede correr peligro.

Si están en su casa y escuchan tiros. nunca permitir que se  asomen por la ventana, balcón, puerta o subir a la azotea, una bala puede herirlos o quitarle la vida.

Las camas no deben estar al lado de ventanas. sobre todo en lugares en donde se escuchen tiros o ráfagas con frecuencia.

Si en su casa, la de algún familiar o vecino hay un arma, no deben manipularla o llevarla a la escuela: podemos tener un accidente, herir o sin querer quitarle la vida a alguien.

Cuando van a una fiesta y salen tarde es preferible que se queden a dormir en la casa de un amigo de confianza, o hacer un grupo y trasladarse a sus hogares acompañados.

Conocer cuáles son los lugares riesgosos. en estos sitios se generan conflictos permanentes, se venden drogas, se ingiere licor o viven personas violentas.

Evitar exhibir objetos de valor, relojes y equipos celulares en lugares públicos, especialmente zonas peligrosas.

[Fuente: revistadominical.com.ve]

Contenido Relacionado