Apuntes: “A propósito de la transición”, por @pedrosegundoABP

Pedro-Segundo-Blanco-300x288En el mes de julio de 1992, tres meses después del sangriento y fallido golpe militar intentado por Hugo Chávez, Urdaneta Hernández, Arias Cárdenas y Joel Acosta Chirinos contra el gobierno Constitucional; este último manifestó en declaraciones a los medios, desde la efímera prisión lo siguiente: “Si un gobierno es ineficiente, la sociedad debe debatir su salida, porque su permanencia puede llevar al País al caos” y horas más tarde el jefe de la intentona sediciosa y golpista Hugo Chávez, en compañía de Francisco Arias Cárdenas y el teniente Diosdado Cabello, firmaron un documento, donde proponían “una transición”, la renuncia del Presidente Pérez, la constitución de un “gobierno de emergencia Nacional”, la convocatoria a un Foro Nacional o parlamento constituyente y la adopción de medidas económicas urgentes, aún cuando en 1990 y 1991 la economía de la nación había crecido al ritmo de 8 y 10 puntos del producto interno bruto (PIB) respectivamente.

Ese documento, publicado ese año en lo que ellos bautizaron El CORREO BOLIVARIANO, solicitaba la renuncia presidencial y argumentaban, que “aunque el Presidente había sido electo democráticamente, había dejado de ser democrático, según ellos en su accionar, porque violaba la Constitución y el derecho a la vida”; más parecido con la realidad actual imposible, porque esa es la verdad que inunda a Venezuela en los actuales momentos, porque aunque Maduro fue producto de unas elecciones, amañadas, pero elecciones al fin, su nefasto desempeño no sólo es que ha violado y viola a diario y flagrantemente la Constitución Nacional, sino que sus actuaciones y las de su régimen, todos los días se alejan más de la democracia y sus valores fundamentales, al punto que el derecho a la vida argumentado por ellos, que es universal, irrefutable e inviolable ya no existe, porque desde el poder se han encargado de derogarlo de hecho, cuando ordenan a nuestros soldados y a los círculos y colectivos armados por el gobierno, disparar a mansalva contra nuestro pueblo, tal como ocurrió el año pasado con los 43 jóvenes asesinados impunemente por el régimen y ahora en los últimos días, cuando han aparecido jóvenes esposados muertos con disparos en la cabeza y más recientemente el adolescente Roa, vilmente asesinado por un efectivo policial, que bajo el manto de la ya famosa resolución 8610 del ministro Padrino López, accionó su arma con el doloroso saldo al que hago referencia.

Señores magistrados del TSJ, señora Fiscal General de la República, señor Nicolás Maduro, exigir la renuncia del Presidente no es delito, conspiración ni golpe; la palabra y propuesta de una TRANSICIÓN hacia la democracia tampoco lo es y si ustedes fueran un poquito acuciosos o medianamente responsables, debieran revisar por lo menos la historia reciente de nuestro País, donde quien ustedes califican como su comandante supremo o héroe eterno, ha sido su protagonista fundamental, para que no incurran en dislates como este, que los deja sin máscara ante Venezuela y el mundo, como lo que son, los representantes y ejecutores de un modelo político tiránico, autoritario, militarista y dictatorial, que recurre a las peores, sangrientas y satánicas prácticas, para ensañarse contra nuestra ciudadanía y nuestros líderes democráticos, decentes y honorables, como el caso del Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma, a quien tienen secuestrado en la cárcel de Ramo Verde, por firmar un documento, que está siendo suscrito por cientos de miles de venezolanos, que compartimos la idea de la transición y el cambio para nuestra Venezuela.

Se volvió a pelar señor Maduro, porque quedó sin caretas frente a todos nuestros conciudadanos y porque el mundo entero está solidario con Ledezma, López y Machado en la justa lucha por reencontrar a Venezuela con la Democracia!

Por  Pedro Segundo Blanco

Contenido Relacionado

Related Topics