Boxeadores famosos que sufrieron una muerte trágica - LeaNoticias.com

Boxeadores famosos que sufrieron una muerte trágica

Hace unos días, nos enterábamos del lamentable fallecimiento de Rafael Guzmán Hernández, boxeador mexicano que fue asesinado en su natal Guadalajara, Jalisco.

“El Chocho”, como se le apodaba al deportista, recibió ocho impactos de bala mientras circulaba por una de las calles de este municipio tapatío. Sus familiares relataron que un año antes, ya había sufrido algo similar, en donde fue herido de bala en el tórax y en un brazo.

Guzmán Hernández logró un récord de 32 combates, 28 de ellos ganados, por tres derrotas y un empate. Al igual que el “Chocho”, otros boxeadores que alcanzaron la fama, han tenido finales desastrosos, según deportes.aollatino.com y lahemerotecaluisrrondon.over.-blog.com. En De10.mx te presentamos a 10 pugilistas que gozaron de la gloria y tuvieron un final trágico.

1. Alexis Argüello. Comenzó su carrera deportiva en Managua a finales de los años 60 y en 1974, pelearía por su primer título mundial. “El Flaco Explosivo” poco a poco se fue haciendo de un nombre y protagonizó una de las peleas más emblemáticas en la historia del boxeo, con Rubén “Púas” Olivares, derrotando al mexicano para convertirse en el primer nicaragüense que se hacía de un título mundial (en peso pluma).

Su récord es de 90 peleas; 82 victorias, 65 de éstas por nocaut, y ocho derrotas. Se retiró de manera definitiva en 1995 y comenzó a hacer carrera política. Hasta ahora, Argüello es el único nicaragüense inscrito en el Salón de la Fama del Boxeo Mundial.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

El 1 de julio de 2009, fue hallado muerto en su casa, a causa de un disparo en el corazón. Se manejó la posibilidad de que fue asesinado por algún rival de la política, aunque días después se reveló una carta escrita supuestamente por el ex pugilista, en la que daba las razones de por qué quería acabar con su vida, aceptándose finalmente la teoría del suicidio.

clip_image001

2. Arturo Gatti. Nació en Italia en abril de 1972, pero se mudó con su familia a Montreal, por lo que optó desde muy joven por la nacionalidad canadiense. Años después, se trasladó a Nueva Jersey para iniciar sus entrenamientos en boxeo a nivel profesional. En 1991, con tan sólo 19 años de edad, inició su carrera, durante la cual contabilizó un total de 49 enfrentamientos (41 triunfos, 31 por la vía rápida, y 9 descalabros).

Protagonizó una de las trilogías más interesantes de los últimos años frente a Micky Ward, y el 14 de julio de 2007 anunciaba su retiro de manera oficial. Dos años después, se informaría de la muerte de este boxeador.

Gatti se encontraba de vacaciones con su familia en Brasil cuando ocurrió su deceso. Al practicarle la autopsia, le encontraron varios golpes en la nuca y el cuello, además de manchas de sangre en la correa de la bolsa de su esposa, quien alegó que al despertar, encontró el cuerpo de su marido, quien una noche antes, al parecer, salió de copas. Finalmente, su mujer, Ana Rodrigues, fue acusada de asesinato.

clip_image002

3. Vernon Forrest. Fue un boxeador estadounidense que comenzó su preparación en este deporte a los 9 años de edad. Representó a Estados Unidos en las Olimpiadas de 1992 y acarició el oro, presea que se le negó, pues un día antes del combate cayó enfermo por una intoxicación de alimentos.

Meses después debutó a nivel profesional, alcanzando un total de 45 peleas, 41 ganadas, 29 por nocaut, un empate y tres derrotas. Logró la fama gracias a dos derrotas propinadas a Shane Mosley.

Forrest fue asesinado el 25 de julio de 2009; se encontraba en una gasolinera en la ciudad de Atlanta, cuando supuestamente dos personas se le acercaron para robarle el auto, el boxeador se resistió al asalto y sacó un arma para iniciar un duelo de fuego cruzado que finalmente perdió.

clip_image003

4. Edwin Valero. Este venezolano se inició en el box a los 12 años de edad y en el mundo profesional estableció un récord de 18 victorias consecutivas por la vía del nocaut y 27 en total.

En 2002, comenzó una carrera profesional, misma que se vio varias veces obstaculizada por las secuelas de un accidente en moto que tuvo un año antes, el cual le dejó lesiones considerables en la cabeza; además, pocas veces peleó en Estados Unidos por problemas de visas y papeleo. Aún así, conquistó los títulos de peso superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo y el de peso ligero del Consejo Mundial.

El 25 de marzo de 2010, fue arrestado luego de que su esposa tuviera que ser ingresada al hospital, tras recibir una brutal golpiza; anteriormente, su madre y su mujer ya habían levantado una denuncia en su contra por maltrato. El pugilista aceptó tener problemas con las drogas y el alcohol.

Un mes después, Valero asesinó a su esposa en un hotel en Venezuela. Fue apresado y un día más tarde, el 19 de abril de 2010, “El Dinamita” se suicidó en al interior de su celda.

clip_image004

5. Marco Antonio Nazareth. Nació el 12 de abril de 1986, en Puerto Vallarta, Jalisco. Inició en el boxeo profesional en 2005 y registró un total de ocho combates: cuatro victorias, tres de ellas por nocaut, y cuatro derrotas.

Encontró la muerte sobre el ring, con tan sólo 23 años de edad. Fue el 18 de julio de 2009, cuando Nazareth enfrentaba por segunda ocasión a Omar Chávez, hijo de Julio César Chávez. En el cuarto asalto, la pelea se detuvo y se le concedió el triunfo al hijo del campeón; Nazareth sufrió un desmayo y rápidamente lo trasladaron al hospital, en donde se le diagnosticó un derrame cerebral, del cual tuvo que ser intervenido. Desafortunadamente, el jalisciense no se recuperó y falleció a los pocos días.

clip_image005

6. Carlos Monzón. Es considerado uno de los mejores deportistas que ha dado Argentina en toda su historia. Carlos Monzón se interesó en este deporte, y desde muy joven comenzó a practicarlo en gimnasios locales.

En 1963, debutó como profesional y en poco tiempo adquirió fama a nivel internacional, convirtiéndose en uno de los mejores pesos medianos. Peleó en 102 ocasiones, obteniendo el triunfo en 92 de ellas (59 por nocaut), registró nueve empates y tres derrotas.

Monzón, en sus últimos años de carrera, incursionó en la actuación y realizó varias películas, al mismo tiempo en que comenzó a tener varios líos de faldas y problemas con el alcohol.

En febrero de 1988 ingresó a la cárcel, luego de que su esposa, Alicia Muñiz, muriera tras caer inexplicablemente del balcón de su casa en Mar del Plata. El boxeador fue acusado de asesinato y se le condenó a 11 años de prisión. En los últimos años de su condena, se le designó realizar labores fuera del penal; falleció en un accidente automovilístico en enero de 1995, mientras hacia una de estas labores.

clip_image006

7. Óscar Bonavena. Fue otro boxeador argentino que logró ser muy famoso en la década de los 60. Peló en 69 ocasiones en la división de pesos pesados, de las cuales ganó 58. Tuvo la oportunidad de mostrar su técnica en varias ocasiones en Estados Unidos, lo que le llevó a enfrentarse con Mamad Alí en diciembre de 1970, al cual noqueó en el noveno round.

En febrero de 1976, se retiró del boxeo profesional y tres meses más tarde, Ross Brymer, guardia de un prostíbulo llamado Mustang Ranch, lo asesinó, bajo la orden del dueño del lugar, Joe Conforte, quien por años fue su manager y quien encolerizó tras enterarse de una supuesta infidelidad de su esposa con Bonavena.. En su memoria, el estadio del Club Atlético Huracán, equipo del cual era fan, bautizó la tribuna local con su nombre.

clip_image007

8. Esteban de Jesús. Este puertorriqueño se subió por primera ocasión a un cuadrilátero profesional en 1969. En poco tiempo se hizo de un nombre en su país, pues ligó 20 victorias, 13 logradas por la vía rápida, así que poco a poco le fueron programas peleas a nivel internacional, obteniendo muy buenos resultados.

Inició una fuerte rivalidad con “Manos de piedra”, Roberto Durán, la cual se vio afectada por su incursión a las drogas. Se retiró en 1980 y un año más tarde, se le condenó a cadena perpetua, tras asesinar a un joven de 17 años en una trifulca vial. Ya en la cárcel, confesó tener Sida, enfermedad que contrajo al compartir jeringas de heroína. Murió en 1989 a los 37 años de edad.

clip_image008

9. Urtain. Su verdadero nombre es José Manuel Ibar Aspiazu y es uno de los íconos del boxeo español. El nacido en Guipúzcoa se dio a conocer en 1968, cuando consiguió un récord de 27 victorias al hilo por KO y en poco tiempo, se convirtió en campeón europeo de pesos pesados.

Peleó por casi una década, convirtiéndose en un ídolo para el pueblo español. Era tal su éxito que se filmó una película basada en su vida titulada “Urtain, el rey de la selva… o así”. Desafortunadamente, “Urtain” cayó en una fuerte depresión por problemas económicos y decidió quitarse la vida en 1992, arrojándose de un décimo piso de su casa en Madrid.

clip_image009

10. Muhammad Ali. Es el gran representante de los pesos pesados en la historia del boxeo. Cassius Marcellus Clay, inició en el box a los 12 años y como amateur alcanzó 100 victorias, contando la medalla de oro obtenida en los Juegos Olímpicos celebrados en Roma en 1960.

Ese mismo año incursionó en ligas profesionales y con muy poco tiempo se hizo de un nombre, al vencer con cierta facilidad a grandes de aquellas épocas, como Sonny Banks y Sonny Liston. Sólo su impedimento, negarse a participar en la Guerra de Vietnam, le despojó de sus títulos y fue condenado a cinco años de prisión.

Regresó al ring para recuperar el tiempo perdido y en 1974, logró la victoria ante George Foreman, la cual le catapultó a convertirse en la leyenda que es en la actualidad. Al mismo tiempo, se involucró en tareas sociales, sobre todo a favor de la raza negra.

En 1980, se retiró definitivamente y un año más tarde le diagnosticarían mal de Parkinson, enfermedad de la cual no existe cura y que ha mermado su salud notoriamente.

clip_image010

De10.com.mx

Contenido Relacionado

Related Topics
A %d blogueros les gusta esto: