“Buen diente”, por @glimargica

Gliceria GilLos venezolanos siempre hemos sido “buen diente”. Como decía mi papá, a la hora de alimentarnos comemos hasta “trapo negro si nos echan” y no perdonamos ni las miguitas que caen encima de la mesa. De igual manera dejamos el plato limpiecito “barriendo” con el pancito restante cualquier rastro de salsita o cremita para darle más gusto a nuestro paladar, pues sin duda alguna comer es uno de los placeres más grandes de la vida.

Siempre hemos procurado nutrirnos sanamente degustando la gran variedad de exquisitos sabores ofrecidos por la cocina venezolana, producto de la mescolanza de razas venidas a estos lugares desde la época de la conquista.

Ya sea condimentada con finas especias o solamente con el neto sabor de nuestra patria, la comida nos presenta una gran gama de gustos, por ello en todo lugar que visitamos nos agradamos consumiendo los manjares autóctonos acompañados de aquellos que son conocidos a nivel nacional.

En estos momentos estamos ¨monísimos¨ porque un grupo mediático digital ha declarado a la arepa como el mejor desayuno del mundo y con todo orgullo nos llenamos la boca al decir que la arepa es venezolana.

Y aunque mi amiga María José se haya declarado amante del pasty londinense, una especie de empanada horneada rellena con carne y vegetales, gusto que también comparto, mija querida, nada tan sabroso como una arepa con mantequilla y queso en la mañana. ¿Y una arepa con ¨perico¨, consistente de huevos revueltos con tomate, cebolla y cebollín?, muchacha, eso es para delirar.

¿Qué tal si rellenamos la arepa solamente con chorizo carupanero, chicharrón o con morcilla de esos mismos lados? Dígalo ahí, Iván Flores.

La arepa se puede rellenar con lo que uno quiera, por eso son famosas las de carne mechada, pollo, queso amarillo, queso de cabra y nata como en Lara y Falcón, y la ¨reina¨ de las arepas, la reina pepiada que según los entendidos en la materia fue creada en honor a Susana Duijm por ser la primera Miss Mundo venezolana. A esta arepa además del pollo desmechado le agregan aguacate, cebolla y mayonesa. Mis respetos, señor pasty británico y franceses croissant y croque monsieur.

Y dónde me dejas a las arepas de San Antonio del Golfo rellenas de cazón, chucho, tortilla de chucho, raya, tortilla de raya y huevas de lisa. Epa, y las de guacuco y chipi chipi que preparan en Margarita y en varias partes del oriente venezolano. Con su poquito de picante son un afrodisíaco de mucha potencia.

Si te comes un pescado de mar frito ya sea corocoro, lamparosa, anchoa, cojinúa, carite, sierra o uno de río como lau lau o sapoara en Bolívar, ¿cuál es la mejor acompañante?, ni lo digas, la arepa y hasta el pisillo guariqueño así sea de chigüire también va acompañada por ella misma.

Vaina pa´sabrosa es migarle la arepa a un sancocho, tanto de pescado como de pollo o carne y si no, háganlo en el café con leche para que se den banquete.

Lamentablemente este reconocimiento nos llega en un momento de profunda crisis del país porque harina de maíz, el principal ingrediente para hacer las arepas, no hay.

Hubo una época en la cual Claudio Nazoa nos invitaba a comer huevos, de seguir como vamos habrá que hacerle caso a Guachu cuando nos dice “coman mamey” aunque yo ahora creo que tendremos que buscar mapuey, total es una verdura sana y además somos ¨buen diente¨.

Gliceria Gil / @glimargica

Contenido Relacionado

Related Topics