Celos: Conoce los síntomas de una relación enfermiza

Todos hemos sentido celos alguna vez en nuestra vida, ese sentimiento incómodo y dañino que nos hace perder la cabeza y cometer acciones de las que al final podemos arrepentirnos porque merma el vínculo de la pareja.

jealousy

Los celos son una emoción que se genera en la mente de quien piensa que, el amor de alguien, a quien equivocadamente considera de su pertenencia, puede serle arrebatado. Siente esa relación amenazada y, desde el instante que lo advierte, es presa de una inquietud que le roba la tranquilidad y sufre una constante sensación de ansiedad.

¿Cómo nos damos cuenta que somos presas de ese terrible sentimiento? o por el contrario, ¿cómo podemos percatarnos de que somos víctimas de una persona celosa? Hay varias situaciones que pueden ser una señal de alarma de que los celos pueden ser causantes de un fracaso en una relación de pareja.

Algunas situaciones sobre las cuales vale la pena que reflexiones, es si al momento de que tu pareja recibe una llamada, sientes curiosidad de saber quién le llama, o le insistes en que te lo diga. Otra más es si están con algún grupo de personas, alguno de los dos está “vigilando” los movimientos del otro. Algunos casos más son si te incomoda que tu pareja sea amable con alguna persona del sexo opuesto, te molesta que se vista atractivamente, porque piensas que es para agradar a otros o si te dice que admira a alguien, quieres parecerte a esa persona para robar su atención.

Finalmente, hay otras situaciones que son más delicadas y que vale la pena no permitir que sucedan y de así serlo, que se repitan sin antes de que reciban ayuda, como el hecho de que sientas angustia cuando tienen que separarse por cortos períodos, alguno de los dos se irrita si el otro se le queda viendo a alguien, o hay antecedentes de que se revisen el bolso, cartera, celular, agenda ya que esto es un asunto más delicado y pude ser considerado como una muestra de violencia.

Si tú te desenvuelves en la vida de pareja de este modo o aceptas que te traten así, no está por demás que hagas lo posible por “poner los pies en la tierra” como coloquialmente se dice, y huir de esa relación tormentosa, así como buscar ayuda profesional. De nada sirve pensar que “con el tiempo cambiará” o “es que me quiere demasiado.”

Debemos tener plena confianza en nosotros mismos. Entender que valemos por lo que somos y que tenemos una gran capacidad de amar y de ser amados. Hay que confiar plenamente en quien elegimos para marchar juntos por la vida, puesto que nadie nos lo impuso, y tratar de ser felices, de vivir en plenitud y llenar nuestra mente con pensamientos buenos y nobles. Nunca permitir que el fantasma de la duda y el temor, enferme nuestro corazón con el cáncer de los celos.

Fuente: Vidayestilo.terra.com.pe

Contenido Relacionado