Ácidos grasos omega 3 sí, pero en el embarazo sin excesos - LeaNoticias.com

Ácidos grasos omega 3 sí, pero en el embarazo sin excesos

Cada día somos más conscientes de qué comemos, de qué contienen los alimentos o de qué sustancias nos convienen. Por ejemplo, conocemos ya qué son los ácidos grasos omega 3 y sabemos que por lo general son convenientes y buenos para una dieta sana.omega 3
Pueden producir estrés oxidativo en el desarrollo del feto Estos ácidos grasos están presentes en el pescado azul. Se aconseja incluir este tipo de pescado en la dieta de una persona sana y adulta, por lo menos dos o tres veces a la semana.  
Sin embargo, la ingesta excesiva de ácidos grasos ómega 3 podría ser perjudicial en el caso de las mujeres en estado de gestación; no para ellas, pero sí para el bebé.
Según un estudio de la Universidad CEU San Pablo de Madrid, a pesar de que en cantidades normales son beneficiosos para la salud, pueden producir estrés oxidativo y llegan a inhibir la formación de otros ácidos grasos a partir de los esenciales, los cuales son también necesarios para un adecuado desarrollo fetal.

La alimentación durante el embarazo

La conclusión es importante ya que la alimentación durante el embarazo determina el desarrollo del bebé. A su juicio, la nutrición durante las primeras semanas de gestación es crítica para el feto.
Solo es necesaria una pequeña cantidad de omega 3 en la gestación y lactancia. En este sentido, el director del estudio, el doctor Luis Herrera, explica que una carencia de grasas esenciales o el consumo de alcohol durante esta etapa "podría traer consecuencias, tanto a largo como a corto plazo, y repercutir en la edad adulta del bebé".
La conclusión más importante del estudio ha sido que los ácidos grados omega 3 se acumulan en el tejido adiposo de la madre durante la primera mitad del embarazo. Más tarde, durante la última fase de la gestación y la lactancia, los ácidos se movilizan a la sangre, por lo que el bebé los recibe en su alimentación.
El doctor Herrera asegura que es necesaria la ingesta de una pequeña cantidad de ácidos grasos omega 3 durante la gestación y la lactancia para un adecuado desarrollo fetal y postnatal, pero recuerda sus efectos perjudiciales si se consumen en exceso.

[FUENTE]

Contenido Relacionado