Científicos descubren que las hojas de eucalipto en Australia tienen oro - LeaNoticias.com

Científicos descubren que las hojas de eucalipto en Australia tienen oro

La próxima vez que alguien busque oro en Australia tal vez deba fijarse en los eucaliptos. Un equipo de científicos australianos, liderados por Melvyn Lintern, ha descubierto un sistema para conocer si existen yacimientos de oro bajo el subsuelo mediante el análisis de las hojas de los árboles. El estudio, publicado esta semana en Nature Communications podría permitir localizar vetas del preciado metal en lugares que hasta ahora resultaban inaccesibles.

hojas de oro

Para su trabajo, los investigadores se centraron en una zona de prospección del oeste de Australia donde la concentración de oro es bastante alta, aunque no hay explotación minera. Los científicos recogieron hojas de los eucaliptos que crecían directamente sobre los depósitos y de aquellas que se acumulaban en zonas cada vez más alejadas y después las analizaron en busca de partículas de oro. Para el análisis utilizaron un sistema especial de rayos X y descubrieron que en todos los casos las concentraciones eran bajas, pero existía un pico en aquellas hojas que habían crecido justo encima de la mina.

infografía de un árbol

Esquema de cómo se produce la absorción

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

La composición química de las partículas era similar a la de los depósitos, lo que hizo más fuerte aún la posible conexión.  La hipótesis de los científicos es que las raíces de los árboles absorben estas partículas de oro a profundidades de hasta 35 metros y son trasladadas a través de la savia hasta las zonas más extremas del árbol, en este caso las hojas, donde se acumulan las mayores concentraciones.

árbol

De ser así, la manera de encontrar oro no consistiría, desde luego, en acumular hojas de eucalipto – si cortáramos 500 árboles nos daría como mucho para un anillo de bodas, aseguran en The Verge. La idea es que un estudio de estos árboles podría ayudar a las compañías a ahorrar costes y encontrar posibles lugares de explotación. “Considerando que el descubrimiento de oro ha caído un 45% en la última década”, concluyen, “esta relación entre el clima, la vegetación y los depósitos de oro podría ser útil en el desarrollo de nuevas tecnologías para la explotación mineral”.

 

[Fuente: lainformación.com]

Contenido Relacionado