Cinco cualidades que tienen los grandes amantes

La satisfacción personal y sexual de una chica como tú se multiplica si la energía de tu pareja está en buenas condiciones. Para ello, tu chico debe tener balance físico, mental, emocional y espiritual. Por eso, la tarea de ese hombre que está contigo es encontrar una manera creativa para reflejar sexualidad y seguridad. Algunas de las cualidades que debes valorar en tu chico para considerarlo un buen amante son: que sea respetuoso, cariñoso, si se preocupa por su apariencia física, imaginativo y ameno. Valora también las siguientes señales. Siempre mujer.

cualidades-que-tienen-los-buenos-amantes

Te complace

Si él se aprende las cosas que te gusta en la vida diaria, es porque se preocupa por ti, entonces lo más seguro es que a la hora de “aquello” también se preocupe por saber tus gustos. Cuando un chico se preocupa por complacerte, es un indicador de que es un amante perfecto. Y si tú le sabes “devolver” el favor, él te llevará al cielo.

No tiene límites

Si tu pareja o ese hombre con el que apenas comienzas a salir está dispuesto a vivir su sexualidad plenamente, a dejar la rutina para experimentar nuevas fantasías, será excitante.

Es supercreativo

Los pequeños detalles marcan la diferencia. El chico que quiere ser tu pareja ideal se interesará por sorprenderte, hará todo lo que esté a su alcance y hasta lo que no para hacerte sentir especial.

Observador

Ese tipo de chico que contempla cómo hablas, sonríes y hasta te enojas te hace sentir sexy y hermosa. ¡Lleva la delantera contigo!

Manos en el lugar perfecto

Tiene la habilidad de colocar sus manos en los puntos que te hacen vibrar. Sus caricias nunca están de más. El sexólogo Agustín Herrera define a unos verdaderos amantes como aquella pareja que logra una buena atracción de parte de ambos.
“Es necesario que haya química en el uno y en el otro. Así se da el gusto por querer hacerlo de manera espontánea, de manera libre y de sentir que su mente y su cuerpo están allí para compartir con el otro, gozar con el otro y que el otro goce de uno. Así se da un espacio de reciprocidad muy placentera”, indicó a una entrevista de Vanguardia.com

Contenido Relacionado