Claves para darte cuenta de que es una mala amiga

Cualquiera que sea la razón por la que tú y tu frenemy llegaron a este punto de amistad tóxico, es necesario remediarlo, ya sea hablando para arreglar la situación o terminando su relación de una vez por todas. ¡Aprende a identificar este tipo de relaciones tóxicas!

x-default

Distinguir a una amiga de una enemiga parece ser cada vez más difícil, tanto que ya casi es costumbre tener una relación así en nuestro grupo social… Pero así como decides terminar con un novio con el que no te llevas bien, también puedes poner fin a ciertas amistades que no te traen nada bueno. Seis pasos para distinguir una mala amiga, con esta guía de Cosmopolitan México.

NUNCA PUEDE ESTAR 100% FELIZ POR TI

“Sí, es genial que te haya pasado eso, peeero…”. ¿Te suena familiar? Siempre que tienes algo bueno que compartir parece alegrarse, aunque la plática no ter- mina sin que ella diga algún comentario amargo que empañe tu felicidad. “Es fabuloso que vayas a salir de viaje en tu cumpleaños, así ni siquiera sentirás que ya casi llegas a la tercera década”. Cano señala: “Es difícil estar segura de que alguien está actuando mal contigo, si todos los comentarios malos se acompañan de buenos. Es entonces que dudas de ti y no de ellos”. Pero, recuérdalo, si cada nota positiva viene con un lado negativo, no eres tú, es tu frenemy.

SIEMPRE ESTÁN EN COMPETENCIA

¿Te dieron un ascenso? Pues a ella le dieron una oficina más grande. ¿Tienes un date guapísimo? ¡Ella tiene dos! De verdad que este tipo de relaciones te dejará exhausta. De un modo evidente, en mayor o menor grado, siempre quiere saber qué vas a hacer, porque, casualmente, ella quiere realizarlo también. Le gustan las mismas cosas e intenta estar un paso adelante. Es una especie de idolatría-odio agotadora, tanto para ti como para ella. “Lo cierto es que nos atrae la gente que es igual a nosotros y nos hacemos amigos de personas con las que podemos compartir intereses, pero también llegamos a sentirnos atraídos por gente como la que queremos ser. Sin embargo, si no sabes distinguir entre un tipo de atracción y otra, se pierde la línea entre amistad y envidia”, asegura Cano.

HABLA A TUS ESPALDAS

Lo más valioso que puede darte una persona es su confianza y a cambio tú la correspondes, es así de simple. “Todos decimos comentarios inapropiados sin querer y muchas veces lastimamos a la gente sin darnos cuenta, pero cuando es con verdadera intención de herir o hacer quedar mal a una persona frente a otra, se crea el conflicto”, dice la experta. Si te has dado cuenta de que tiene opiniones negativas sobre ti y no es capaz de decirlas en tu cara, pero sí frente a medio mundo, prende los focos rojos.

LE ENCANTA EL SABOTAJE

No sólo no te ayudará a cumplir tus sueños, sino que hará un esfuerzo importante para que no llegues a ellos. Esta es la parte más triste de todas y con la que debes tener mayor cuidado. “Una cosa es que alguien te diga, por ejemplo, que tu novio no le agrada para ti y otra que le coquetee para probarte que no es el hombre adecuado”, explica Cano. “La opinión puede ser la misma, pero la diferencia está en la ma- nera de hacer las cosas. Siempre encontrará un pretexto para lastimarte ‘por tu propio bien’”.

NO ENTIENDE EL CONCEPTO DE CRÍTICA CONSTRUCTIVA
En el reglamento de amigas verdaderas, está la obligación de decirle a la otra persona cuando creemos que algo no es bueno para ella. Dar nuestra opinión viene del hecho de que nos preocupa el bienestar de nuestro amiga y debemos expresarlo, pero informadas de la situación. “Antes de hablar, un amigo observa lo que pasa, analiza, piensa la mejor manera de decirlo y entonces lo externa; esa es la fase uno. Después de hablar del problema, te ofrece una idea para intentar sacarte de él”, he ahí la diferencia real entre un amigo y un frenemy, según la psicóloga. El primero encontrará la forma de ponerle luz a la oscuridad y no dejarte sumergida en ella.

TE GENERA MALA VIBRA
Una amiga te da la sensación de estar de tu lado siempre, te apoya cuando más lo necesitas y va a tu casa un viernes sin nada que hacer, sólo porque sí… mientras que una frenemy te infunde, sobre todo, desconfianza. Esto es mera sensación, llámalo un sexto sentido, si quieres, pero tus instintos no mienten. Si hay alguna persona en tu grupo de amigos que no te inspira a compartir tus ideas o no te agrada su compañía… au revoir, estás en tu derecho. Si algo no te gusta, aléjate, tienes la opción y la libertad total de hacerlo.

Fuente: [elintransigente.com]

Contenido Relacionado

Related Topics