Comprobado: Cigarrillos electrónicos dañarían los pulmones de forma permanente

Los cigarrillos electrónicos ganaron gran popularidad en los últimos años ya que se creía que eran una opción sana con respecto a los cigarrillos regulares y que además no molestaban a los no fumadores.

cigarrillo-electronico-dano-pulmones-foto-thinkstock

Si bien habían sospechas acerca de que eran dañinos, una reciente investigación comprobó que los cigarrillos electrónicos provocan una enfermedad respiratoria que daña irreversiblemente los pulmones y para la cual no hay cura.

Cigarrillos electrónicos provocan Pulmón de PopCorn

Desde que entraron con fuerza al mercado los cigarrillos electrónicos han sido un éxito de ventas e incluso considerados como una solución para los que quieren dejar el tabaco ya que el humo que se aspiraba era solamente vapor con sabor.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard quisieron saber realmente qué tan inocuos eran los llamados cigarrillos electrónicos y si bien son menos dañinos que los cigarrillos normales su consumo puede dañar a los pulmones de forma irreversible.

El problema está en los distintos químicos que se utilizan para darale sabor al líquido que se fuma en forma de vapor, destacando el diacetilo, que, al entrar a los pulmones puede provocar una grave enfermedad llamada bronquiolitis obliterante (enfermedad pulmonar del popcorn).

Esta enfermedad cuyo nombre científico es bronchiolitis obliterans provoca que la capa interna de los pulmones se dañe, inflame y forme cicatrices las que van disminuyendo la capacidad respiratoria ahogando a la persona.

Químicos peligrosos en los cigarrillos electrónicos

Para llegar a la conclusión que les permitió asegurar que los cigarrillos electrónicos pueden causar daño irreversible a los pulmones, los científicos de la Universidad de Harvard analizaron los 51 sabores más populares dentro de los líquidos que se comercializan para los E-cigs.

De esos 51 sabores, 47 presentaban no solo diacetilo sino que también químicos como la acetoína y 2,3-pentanodiona, de los que ya se sabía que causaban problemas respiratorios, pero, como los cigarrillos electrónicos y los elementos que estos utilizan no necesitan certificación sanitaria, no existía registro por parte de las autoridades de la salud, como se hace con los cigarrillos normales.

Los investigadores recomiendan no fumar cigarrillos electrónicos y si ya lo haces quizás debas dejarlo, ya que no se trata de un producto inocuo.

Contenido Relacionado