Confirmado: El tabaco aumenta el riesgo de cáncer oral asociado al papilomavirus - LeaNoticias.com

Confirmado: El tabaco aumenta el riesgo de cáncer oral asociado al papilomavirus

Científicos de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) han confirmado la asociación entre el consumo de tabaco o la exposición al mismo y la infección con el virus del papiloma humano tipo 16 (VPH16), el virus de transmisión sexual responsable de la gran mayoría de los cánceres de boca y garganta en todo el mundo.

tabaco--644x362

El subtipo 16 del VPH se encuentra en el 80% de los cánceres localizados en la parte posterior de la garganta y se transmite a través del sexo oral. «El sexo oral es una práctica bastante común, pero afortunadamente este tipo de cáncer es poco frecuente. Así que es posible que existan otros factores en este proceso que expliquen por qué algunas personas desarrollan infecciones persistentes del VPH16 y cánceres orofaríngeos VPH-positivo cuando la mayoría de las personas no», señala Gypsyamber D ‘Souza, coordinador del trabajo.

Los resultados del trabajo que se publica en «JAMA» muestran que la infección por VPH 16 es más común entre aquellas personas que recientemente fuman o han sido expuestas al tabaco, independientemente de su comportamiento sexual. «Parece que la exposición al tabaco aumenta la probabilidad de adquirir la infección y, aunque todavía no sabemos por qué, sospechamos que las personas fumadores no pueden eliminar el virus fácilmente», asegura D’Souza.

No obstante los investigadores advierten que si bien el estudio muestra una relación independiente entre el tabaco y la infección por VPH no se puede descartar completamente la posibilidad de que las personas que fuman también puedan practicar sexo oral con mayor frecuencia y, por lo tanto, tengan un mayor riesgo de infección por VPH 16.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Marcadores en sangre

Estudios previos ya han mostrado una asociación entre la infección y el tabaco. Este trabajo va un poco más lejos al analizar la infección por entre las personas que dieron positivo a la presencia de productos químicos relacionados con el tabaco en la sangre o en la orina, que puede provenir tanto del consumo como de cualquier otra fuente, como el tabaco pasivo, explica Carole Fakhry, de la Universidad Johns Hopkins.

En total se analizaron datos de 6.887: 2012 fumadores en el momento del estudio y 63 estaban infectados con el VPH16. Los participantes describieron su consumo de tabaco en una encuesta; además se analizó la presencia de dos marcadores en su sangre y orina: cotinina y NNAL.

Y los resultados mostraron que las personas con niveles más elevados de biomarcadores relacionados con el tabaco en la sangre y en la orina eran más propensos a tener ADN viral, en comparación con aquellos que no tenían niveles detectables de los compuestos. «Hemos encontrado que el aumento de los niveles de exposición al tabaco se asociaba con mayores probabilidades de prevalencia del virus», añade Fakhry.

«Los resultados proporcionan una razón más para dejar de fumar y sugieren que incluso cantidades moderadas de tabaco se asocian con una mayor prevalencia de VPH oral», señala Fakhry. Ahora bien, a pesar de que este trabajo vincula el consumo de tabaco y la exposición al mismo como un factor de riesgo para la infección por el papilomavirus, los investigadores enfatizan que el tabaquismo u otras formas de consumo de tabaco no causa directamente la infección.

Epidemia

Lo cierto es que en el reciente Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO 2014) se ha advertido del incremento de casos de cáncer de boca y garganta en España causados por el virus del papiloma humano (VPH). Estos tumores estaban asociados al consumo de tabaco y alcohol, pero, según Grau, están pasando a estar producidos por una infección del VPH debida a una «mayor promiscuidad sexual, actividades sexuales de riesgo con más personas y por tener relaciones sexuales bucogenitales», aseguró Juan José Grau, oncólogo del Hospital Clínic de Barcelona.

En EE.UU. y el norte de Europa se han convertido en «una epidemia» -en Dinamarca suponen el 60 % de nuevos casos-, pero en España, el tipo de incidencia es aún baja, de entre el 6 y el 10 % del total de este tipo de cánceres, aunque hace cinco años era del 1 %.

No obstante, Grau está convencido de que este porcentaje aumentará en los próximos años porque, aunque la gente fuma y bebe menos, crecen las migraciones de Suramérica, donde hay mayor prevalencia del virus, y por una «mayor promiscuidad y de parejas sexuales». A pesar del incremento de este tipo de cáncer, los expertos también quieren subrayar como una «buena noticia» sobre estos tumores que son más fáciles de curar que los producidos por el alcohol y el tabaco.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado