EE.UU. y Cuba retoman una histórica negociación para reabrir embajadas en Washington y La Habana

Los gobiernos de Estados Unidos y Cuba retomarán hoy la histórica negociación que debe conducir a la reapertura de embajadas en Washington y La Habana, tras el deshielo diplomático anunciado en diciembre que causó impacto mundial y se constituyó en uno de los hechos políticos más resonantes de los últimos tiempos.

La secretaria adjunta del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, y la diplomática Josefina Vidal, directora de Asuntos de Estados Unidos en la cancillería cubana, liderarán las delegaciones que se reunirán durante unas seis horas en la sede del Departamento de Estado, en la capital norteamericana.

sec estado eeuu

Se trata de la segunda ronda de negociaciones entre ambos países, tras la primera celebrada los pasados 21 y 22 de enero en Cuba.

Las delegaciones llegaron a la reunión con posiciones dispares, subrayadas por ambas partes en un diálogo complejo tras décadas de hostilidades y enfrentamiento ideológico.

Las principales diferencias se dan en torno de la exclusión de Cuba de la lista estadounidense de países patrocinadores del terrorismo, exigida por La Habana, y la atención que Washington quiere prestar a la situación de los derechos humanos en la isla.

El gobierno de Barack Obama ha señalado en varias ocasiones que seguirá apoyando a la proscripta oposición cubana.

Washington, por otro lado, quiere separar las negociaciones para la reapertura de embajadas del proceso de revisión que está llevando a cabo el Departamento de Estado para sacar a Cuba de la lista de Estados patrocinadores de terrorismo.

Mientras Washington considera que son dos procedimientos independientes, el gobierno cubano los vincula. La Habana exige salir de “la lista negra” norteamericana como requisito para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales.

Estados Unidos incluyó en marzo de 1982 a Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo durante el gobierno del republicano Ronald Reagan.

En la lista -en la que actualmente también están Irán, Sudán y Siria- se incluye a países que a juicio de Washington han ofrecido apoyo reiterado a actos de terrorismo internacional.

A la Casa Blanca le gustaría llegar a un acuerdo sobre la apertura de embajadas antes de la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar el próximo abril en Panamá, pero todo depende de la marcha de las negociaciones.

Durante la reunión, ambas partes deben negociar cómo hacer la transición de las llamadas “Secciones de Intereses” que mantienen respectivamente en el otro país a una embajada totalmente operativa.

A falta de relaciones diplomáticas directas, las “Secciones de Intereses” les permiten cumplir con servicios consulares y continuar las escasas relaciones bilaterales que mantenían hasta el acuerdo de diciembre, por ejemplo, en materia migratoria.

Su personal tiene sin embargo serias restricciones de acción y desplazamiento por los respectivos territorios. Ambos países coinciden en la necesidad de abrir una embajada en el otro país para poder restablecer lazos diplomáticos rotos en 1961.

Fuente [Losandes.com.ar]

Contenido Relacionado