El conflicto en Gaza, usado como arma ideológica por grupos radicales de Europa - LeaNoticias.com

El conflicto en Gaza, usado como arma ideológica por grupos radicales de Europa

El antisemitismo crece en Europa a medida que lo hace el conflicto en Oriente Próximo. El embajador de Israel en Alemania habla de una escala no vista desde la época de Hitler. Yakov Hadas-Handelsman declaró este jueves que se persigue a los judíos en las calles de Berlín como si estuviéramos en 1938.

conflicto-en-medio-oriente-1

En Francia, el Consejo Representativo de las Instituciones Judías ha denunciado que ocho sinagogas han sido atacadas en la última semana. En el país galo, dos manifestaciones convocadas para apoyar a los palestinos, terminaron con violentos enfrentamientos este fin de semana en el país galo.

En Alemania, desde que comenzó el conflicto en Gaza, los participantes en manifestaciones anti-israelíes han utilizado consignas contra los judíos, llegando a pedir “cámaras de gas”.

Las manifestaciones han llegado hasta las calles de España y el mundo del deporte también se ha sumando a la protesta. Un grupo de propalestinos se concentró ayer frente al Teatro de Gijón al mismo tiempo que aficionados del equipo de fútbol francés de Lille saltaban al campo a agredir al conjunto israelí, Maccabi Haifa.

Ante el cariz que están tomando estos acontecimientos, la comunidad judía ha expresado su preocupación por la que ya muchos consideran como ‘una nueva ola de antisemitismo en Europa’. Pero, ¿estamos realmente alcanzando los niveles de 1938?

Mohamed Escudero es presidente de la Junta Islámica de España. Cuando se le plantea si la ola de violencia en Gaza, las imágenes de los niños muertos, el constante goteo de historias terribles, casi siempre mostrando al más débil, pueden provocar un sentimiento de anitisemitismo, lo primero que hace es especificar algo que muchos no conocen: “De qué antisemitismo estamos hablando, porque no hay que olvidar que palestinos e israelíes pertenecen a la misma rama semita, ¿ antisemitismo contra los árabes o contra los judíos?”.

Mohamed Escudero considera que no hay que culpar a un pueblo de los errores de sus dirigentes. “No hay que confundir política con religión. De hecho, los musulmanes y los judíos, podemos y debemos vivir en paz. Ahora bien, acciones militares como la que estamos viviendo ahora no ayudan a la imagen de Israel. Incluso en los países que rodean su frontera estos actos hacen que se deteriore y mucho la imagen israelí. Creo que son los propios judíos en el mundo los que sufren las consecuencias de estas escaladas de violencia. Y no es ni responsable ni culpable de nada”.

La comunidad judía no recrimina que los gobiernos estén tomando medidas para frenar estas conductas pero sí achaca que no se limiten las actitudes que provienen desde grupos fascistas y musulmanes en Europa. “Se usa al conflicto como arma de expansión de ideales políticos”, ha explicado a este medio el exembajador de Israel en España, Víctor Harel, quien además añade que todavía es pronto para hablar de un nuevo holocausto.

“La extrema derecha utiliza esto como plataforma para extender sus ideales pero hasta alcanzar la época hitleriana deben pasar todavía muchos años”, nos comenta Omar Bula Escoba, internacionalista y exrepresentante de la ONU.

La coyuntura internacional de ISIS en Irak ha hecho que las comunidades árabes se hayan doblegado al orgullo chií coincidiendo con la intervención de Israel en Gaza. “Todo esto puede crear un cóctel molotov tanto para Europa como para el mundo. Pero pensar en épocas pasadas… me parece demasiado alarmista”, afirma Omar.

Solo cuando Israel actúa se despierta esa ola y comienzan las críticas, echa en cara la comunidad judía. “No veo al pueblo español volcándose en las calles frente a la embajada de Siria cuando a diario se masacran decenas de inocentes. Tampoco vi ninguna manifestación frente a la embajada de Irak cuando en el país se estaban llevando a cabo acciones contra civiles”, lamenta el exembajador.

Desde Jerusalén, Víctor Harel pide que se acabe la acción bélica y que la Franja de Gaza no siga siendo una base de armamento mientras concluye que no hay soluciones rápidas frente al antisemitismo. “Existe un problema de educación en el que hay que saber narrar el conflicto de Oriente Medio y cómo el holocausto se llevó a cabo en tierra europea. Más allá de ello, los Gobiernos deben insistir en la condena de cualquier acto antisemita”.

Fuente [Lainformacion.com]

Contenido Relacionado