El Congreso español aprueba el despliegue de 300 militares en Irak con el 90% de los votos

Los 300 militares españoles del próximo contingente de adiestramiento en Irak se desplegarán en «una zona por concretar del sur del país» y en la zona de Nasiriyah (también al sur), según informó este miércoles el ministro de Defensa, Pedro Morenés, en el Pleno del Congreso de los Diputados donde pidió la autorización oportuna del despliegue «a finales del año o principios del próximo».

El PP, el PSOE, CiU, UPyD y PNV han votado a favor, pero la operación ha contado con el rechazo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), BNG y Compromís, mientras que CC-NC y ERC se han abstenido. De los 350 diputados en el congreso votaron 329: 314 lo hiceron en sentido afirmativo, hubo 11 votos negativos y 4 abstenciones.

morenes-jgarcia--644x362

Pedro Morenés, ministro de Defensa, en el Congreso de los Diputados

Morenés explicó que el contingente estará formado por entre 10 y 20 oficiales destinados en los cuarteles generales de la coalición internacional contra el Estado Islámico, una unidad de Operaciones Especiales de 96 miembros (lugar al sur sin determinar), 95 artificieros de explosivos en Tallil (Nasiriyah) y otros 80 efectivos en labores de mando, control, inteligencia y protección inmediata de la fuerza.

El ministro cifró en 35 millones de euros el coste del envío durante seis meses a Irak. Su objetivo es formar al Ejército iraquí en operaciones especiales, desminado y desactivación de explosivos.

De Malí a Pakistán

Morenés destacó la amenaza que representa el autodenominado Estado Islámico con pretensiones expansionistas desde «Bamako (Malí) a Islamabad (Pakistán); desde Viena (Austria) a Bangui (República Centroafricana)», explicó Morenés quien se refirió al término «Anschluss», empleado por los nazis en su expansión primero a Austria.

«Es un enemigo no débil porque tienen un mínimo de 30.000 combatientes de los que 12.000 son extranjeros, y poseen además gran artillería y material en las zonas norte y centro gracias a la “rapiña y saqueo», aseguró Morenés.

Además anunció el uso de las bases compartidas que España tiene con EE.UU. en territorio nacional para su uso en el despliegue norteamericano en Irak y Siria. La coalición internacional de más de 60 países cuenta ya con 22 países que han concretado y anunciado su aportación con capacidades para ayudar al Ejército iraquí a combatir el Estado Islámico tras dos resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la llamada de socorro del propio Gobierno iraquí.

Entre estos países se encuentran el propio EE.UU., Reino Unido, Francia, Alemania, Dinamarca, Holanda o Bélgica, junto a países árabes como Arabia Saudí, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Catar y Jordania.

El Gobierno español descarta que las tropas españolas se involucren en operaciones de combate en esta nueva misión en Irak.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado