Episodios del trastorno bipolar suelen ser confundidos con depresión - Lea Noticias

Episodios del trastorno bipolar suelen ser confundidos con depresión

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

bipolar-depresion

El trastorno bipolar es una enfermedad psiquiátrica caracterizada por variaciones del estado de ánimo, impulsividad, comportamientos riesgosos y dificultades interpersonales. Dentro de la clasificación de esta patología, se encuentra el trastorno bipolar tipo II, que se identifica por la aparición de uno o más episodios depresivos mayores acompañados, por lo menos, de un episodio hipomaniaco.

En los episodios depresivos del trastorno bipolar, el individuo experimenta una profunda tristeza, anhedonia (incapacidad para experimentar placer) sentimiento de vacío, desesperanza, apatía, pensamientos de minusvalía o de culpa, irritabilidad, ideas suicidas o de muerte, retardo psicomotor, aumento o disminución del sueño y del apetito.

Por su parte, el episodio hipomaniaco se caracteriza por alteraciones del ánimo tipo expansivo; es decir, el individuo está extremadamente emocionado o irritable, diferente a su humor habitual, suele tener pensamientos de grandeza acompañado de un aumento de la autoestima, hiperactividad, inquietud psicomotora, falta de sueño, entre otros.

Generalmente, los pacientes con este tipo de trastorno suelen ser víctimas del sub-diagnóstico, el cual se basa en el retraso del reconocimiento de la enfermedad y en consecuencia, la ausencia de un diagnóstico adecuado. Esto se debe a que con frecuencia los episodios depresivos asociados al trastorno bipolar pueden ser confundidos con depresión mayor. De hecho, investigaciones recientes, demuestran que un 69% de los pacientes con trastorno bipolar no recibieron el diagnóstico adecuado y aquellos pacientes que fueron sub-diagnosticados consultaron, en promedio, 4 profesionales antes de recibir un diagnóstico correcto, según la publicación “Perceptions and impact of bipolar disorder: how far have we really come?” de Hirschfeld y Vornik.

Por lo anteriormente expuesto, se observa con preocupación la alta tasa de sub-diagnóstico del trastorno bipolar, lo cual puede resultar en un inapropiado tratamiento y en consecuencia un pronóstico errado de la enfermedad; por ello es de vital importancia que si observa este tipo de conductas en un familiar consulte, lo más pronto posible, a un especialista.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Para el tratamiento de este trastorno los fármacos representan la alternativa más efectiva para realizar un adecuado manejo de los síntomas y con ello elevar la calidad de vida del paciente. Es fundamental la adherencia y cumplimiento del mismo ya que es la única garantía que tiene el individuo de poder desarrollar su vida normalmente.

La inconstancia en el tratamiento afecta negativamente al paciente, pues se incrementa considerablemente las variaciones del humor, hospitalizaciones e historia de psicosis, así como también deterioro cognitivo importante; el cumplimiento del tratamiento a largo plazo garantiza altas tasas de remisión y por consiguiente un mejor funcionamiento social y laboral.

Actualmente, existen en el mercado medicamentos como la Quetiapina XR, que es un antipsicótico atípico, que puede ser usado en el trastorno bipolar en la fase maniaca, en la fase depresiva y en la prevención de recaídas; es decir que actúa en todas las fases del trastorno favoreciendo el comportamiento del individuo. Además, es de fácil administración.

Otro factor determinante para que el paciente le de continuidad al tratamiento es el apoyo familiar, es fundamental que colaboren con el individuo, lo motiven a continuar el tratamiento y le den el seguimiento respectivo ya que esto garantizará un mejor control del trastorno, su recuperación y por consiguiente su reinserción en la sociedad.

[Fuentes: AstraZeneca / Dra. Carol Montes]

Temas relacionados

Deje un comentario