Festival Internacional de Teatro Fito 2014: "Morgan and Freeman": cuando un títere logra dominar al hombre - LeaNoticias.com

Festival Internacional de Teatro Fito 2014: “Morgan and Freeman”: cuando un títere logra dominar al hombre

Un juego de luces, acompañado por música de fondo, se conjugan para darle vida a los personajes “Morgan and Freeman” (más un conejo perverso), en el espectáculo del bailarín contemporáneo húngaro Ferenc Fehér, que se presentó en Barcelona, Anaco y Cumaná, en el marco del XXXIX Festival Internacional de Teatro de Oriente (Fito 2014).

FITO3

El silencio y la oscuridad le indican al bailarín que el espectáculo debe comenzar. Una luz tenue en el fondo, le da profundidad al escenario. Morgan, acostado en el centro, comienza a realizar movimientos espasmódicos con sus piernas, simulando tomar vida después de largo tiempo.

Las extremidades, inquietas, ya no las puede controlar. Ahora gira sin parar hasta quedar de pie, como una marioneta controlada desde arriba con hilos invisibles. Su mirada penetrante es el punto de foco, mientras una fuerza exterior controla cada parte de su cuerpo. Con movimientos fuertes que aceleran su respiración, Morgan recorre todo el tablado, sin dejar una zona libre.

La oscuridad regresa, pero una música escalofriante indica que nada ha acabado. A mitad de las tablas, saliendo del cortinaje derecho, aparece un pasillo iluminado donde yace Morgan boca abajo, con algo peludo debajo del hombro. Poco a poco la luz permite observar que se trata de un títere de largos y empinados cabellos rubios. El muñeco lo arrastra por el piso, halándole con los dientes del cuello de la camisa.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Es el títere Freeman el que domina a Morgan. Lo toma por la franela con su gran dentadura de algodón y lo aproxima con dificultad al centro del escenario. Freeman se cansa y reposa agotado, cuando Morgan retoma la movilidad y trata de enfrentarse a los deseos de posesión del malévolo hombrecillo.

FITO4

Los personajes contrastan. Morgan, alto, con el cabello largo y oscuro, vestido con tonalidades grises. Freeman, bajito, de melena rubia y atuendo colorido. Ambos, en medio de una batalla extenuante que parece dominar el más pequeño.

Durante toda la obra, Freeman manipula los movimientos de Morgan, lo maltrata, se burla de él. Incluso envía a su mascota –un conejito aparentemente tierno, pero malvado- a molestar al hombre.

Hay un momento cuando Freeman se apodera de la atención del público, bailando al compás de la música electrónica. Su instrumento para moverse -el cuerpo de Morgan- queda anulado ante los ojos de los espectadores.

Luego, el combate es más agresivo. Caídas, golpes y un Freeman tratando de asesinar a Morgan mordiéndolo en el cuello. Al final, para librarse de seguir siendo arrastrado por los caprichos de un títere, Morgan mata a Freeman.

El artista húngaro realiza en esta danza un trabajo corporal impresionante, además de la música y la coreografía, que fue premiado por el público del Fito 2014 con ovaciones. La iluminación es de Dávid Kovácsovics y el vestuario de Judit Simon.

FITO2

Artista incansable

Ferenc Fehér incursionó en la danza desde los 10 años de edad y desde entonces no ha descansado sobre las tablas. Es vegetariano, bailarín y coreógrafo. Ha realizado innumerables presentaciones en distintos países. En abril estrenó “Morgan and Freeman” en Hungría. Es primera vez que viaja a un país suramericano con esta pieza. El mes próximo la presentará en España. Dijo sentirse feliz de estar en Venezuela y ofrecer su espectáculo a sala llena.

Fuente [Prensa Fito 2014]

Contenido Relacionado