Francisco llamó por teléfono a joven homosexual francés - LeaNoticias.com

Francisco llamó por teléfono a joven homosexual francés

El Papa Francisco hace muchas llamadas telefónicas cada día fuera del Vaticano y responde a muchas cartas de los millares que recibe. El pasado 29 de agosto telefoneó a un joven homosexual francés que le había contado sus problemas en una breve carta. Su mensaje, según cuenta el interesado al diario «La Depeche du Midi», fue de ánimo: «Tu homosexualidad no es importante. Hay que continuar siendo valientes, continuar creyendo, rezando y comportándose bien».

papa francisco

Christopher Trutiño, de 25 años, es hijo de madre española, «y por eso soy más o menos bilingüe. Empecé a hablarle en español, pero estaba tan emocionado que no encontraba las palabras». La conversación duró nueve minutos.

Su sorpresa fue inmensa cuando, al contestar la llamada de un número de otro país escuchó: «¿Christopher? Soy el Papa Francisco…». El joven le preguntó «¿De verdad?». Pero, según relata, «al cabo de un momento ya no tenía dudas. Era su timbre de voz, el ritmo de sus palabras…».

El joven, que trabaja de asistente comercial en Toulouse, manifestó al diario que «Soy católico practicante y homosexual. El pasado mes de julio atravesaba un periodo de dudas. Desde mi infancia he sufrido intimidaciones e insultos en la escuela, en la calle…Este Papa me parecía diferente, cercano a la gente. Tomé una hoja de papel y le escribí unas treinta líneas en las que le confiaba mis dudas. Le deje mis datos postales y telefónicos, y envié la carta a la dirección oficial del Vaticano».

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Christoph afirma que ha decidió hacerlo público como homenaje al Papa, que «me ha pedido que rece por él y me ha dicho que rezará por mí. Cuando colgué, estaba emocionado y temblaba, pero la conversación había sido muy sencilla. Como la llamada de un amigo amable y muy humano».

La llamada del Santo Padre, que el portavoz del Vaticano no confirma ni desmiente, como hace siempre en estos casos, refleja la actitud respetuosa por la homosexualidad que el Papa Francisco mostró en la conferencia de prensa a bordo del avión a su regreso de la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro el pasado mes de julio: «Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿Quién soy yo para criticarla?».

El Papa añadió que «el catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy bella. Dice que no se debe marginar a esas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad. El problema no es tener esa tendencia. Debemos ser hermanos».

Hace unos días, el Santo Padre telefoneó a una mujer italiana de 35 años, divorciada, que se quedó embarazada de un hombre que creía soltero pero resultó estar casado y la invitó a abortar. Anna Romano estuvo a punto, pero decidió tener el niño, con la ayuda de su familia, y se lo contó al Papa en una carta dirigida a «Su Santidad Francisco, Ciudad del Vaticano»

En su llamada, el Papa la felicitó y se ofreció a bautizar al hijo cuando nazca. Es lo mismo que hacía en Buenos Aires, sobre todo cuando algún párroco ponía pegas, olvidando que la prioridad es impartir los sacramentos.

El pasado 28 de agosto telefoneó a una mujer argentina violada por un policía, y que había recibido amenazas después de presentar su denuncia a la justicia. Un par de días después de ser elegido Papa telefoneó a su quiosquero en Buenos Aires para darle las gracias y organizar el pago de su suscripción.

[Fuente: ABC.es]

Contenido Relacionado