Guía práctica para comer SOPA - LeaNoticias.com

Guía práctica para comer SOPA

La semana pasada se destapó la controversia en torno a la iniciativa de la ley SOPA. Muchas son las aristas alrededor de este tema tan espinoso, así que para conocer un poco más acerca de lo que trata y se pretende con su autorización, aquí les comparto algunos datos que pueden ayudar a entender un poco mejor su esencia.

image

SOPA, que significa Stop Online Piracy Act, fue promovida desde el pasado 26 de octubre del 2011 por el actual presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Lamar S. Smith; y es una iniciativa de ley que pretende extender el largo brazo del Departamento de Justicia de los Estados Unidos fuera de territorio norteamericano, al mismo tiempo que pretende, también, ampliar las capacidades de los propietarios de derechos intelectuales, para combatir y controlar el tráfico online de contenidos y productos protegidos, ya sea por derechos de autor o de propiedad intelectual .

Los principales argumentos de quienes están a favor de la iniciativa, son: que quienes llevan a cabo estas prácticas de "piratería" despojan de sus ingresos a los creadores de contenido, además de que consiguen ganancias ilegítimas a través del robo de propiedad intelectual, lo que se traduce en pérdidas económicas y de empleos, que por decir, en el año de 2010,  llegaron a ser hasta de 135 mil millones de dólares.

clip_image001

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

¿Y quiénes son los que apoyan y quiénes son los que están en contra de SOPA?

Los que apoyan la iniciativa son básicamente los creadores de contenido, y estamos hablando aquí, principalmente de conglomerados en las industrias del cine, televisión y música, que agrupan a alrededor de 142 compañías, entre las que destacan SONY, Universal, EMI, Disney, ESPN, Warner y Marvel Comics.

Mientras que en la otra esquina, se encuentra el grupo de empresas y organizaciones que le dan vida a internet, y que también tiene gran poder como es el caso del Google, Facebook, Twitter, Wikipedia, Amazon, Yahoo, WordPress y miles de websites que el pasado miércoles 18, se pronunciaron también en contra de SOPA, lo que incluso llevó al Congreso de Estados Unidos a posponer la discusión de la iniciativa hasta nuevo aviso, ya que es claro que hasta el momento, no ha habido un ejercicio de retroalimentación considerando todos los elementos, por lo que aún albergan muchos huecos y ambigüedades.

Y de ser aprobada esta iniciativa, ¿qué consecuencias tendría?

Aprobada esta iniciativa, el gobierno estadounidense tendría la capacidad de emitir órdenes judiciales en contra de aquellos sitios que la ley considere sospechosos de promover o facilitar el robo de material protegido con derechos de autor, sin importar la procedencia y base de operaciones del sitio web, congelando sus ingresos y publicidad; además de que podrían obligar a los motores de búsqueda, como Google, Bing y Yahoo!, a borrar estas páginas de sus resultados, e incluso, tendrían la autoridad para llegar a solicitar a los proveedores de internet bloquear definitivamente el acceso a estos dominios. Y a parte, la pena a la que se harían acreedores los que infrinjan esta ley, sería desde seis meses hasta cinco años en prisión.

clip_image002

Y a nivel de usuario, ¿cuáles serian las repercusiones directas?

Los efectos serían devastadores y trastocarían por completo la esencia de lo que hoy conocemos como internet, significaría el alejarnos por completo de todo tipo de mención o cualquier cosa sujeta a copyright, a pesar de que la actividad sea legal. Por ejemplo, afectaría a campos tan neurálgicos como lo es la educación, de modo que nadie podría enseñar cosas que no hayan sido descubiertas por sí mismo, porque en el hecho de no ser así, implicaría incurrir en la violación de derechos de autor, convirtiéndose en un acto ilegal.

En general, los efectos sobre el conocimiento en los medios digitales, serían muy profundos, e incluso, en el caso de las redes sociales, éstas podrían llegar a desaparecer, debido a que uno de los principales objetivos de éstos, es la de compartir información, ya sea música, vídeos, texto o fotografías, por lo que con esta ley, tendríamos que asegurarnos en cada momento de que nada de lo que se escriba o comparta, esté sujeto a copyright, poniendo en verdaderos problemas legales a casi cualquier persona.

clip_image003


¿Cuáles son las conclusiones concretas?

¿Qué todo contenido sea libre y gratuito, o vivir controlado bajo una continua censura y pagar hasta casi por respirar? Pues como dicen por ahí, "ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre". Es claro que las industrias trasnacionales, que siempre han tenido el control de los medios masivos de comunicación, se encuentran en un atolladero, debido a que sus modelos de negocios no han logrado adaptarse al universo tan dinámico del mercado digital; y también es cierto, que nosotros, como usuarios, debemos actuar de forma responsable y tener claro el principio básico de pagar lo justo por los servicios y contenidos que consumimos, que aunque son intangibles, tienen un valor; porque el problema no es la forma en que se accede y comparte la información, el problema ahora mismo, es esa falta de reestructuración en las leyes internacionales de propiedad intelectual, las cuales deben ajustarse a nuestros tiempos y a la forma en que se usa la tecnología, a modo de encontrar el punto medio entre el titular del derecho y el del libre acceso.

Contenido Relacionado