Hacer mercado en Panamá, tips y sugerencias para el visitante y el inmigrante, por @EnriqueVasquez - LeaNoticias.com

Hacer mercado en Panamá, tips y sugerencias para el visitante y el inmigrante, por @EnriqueVasquez

En Panamá es posible conseguir casi cualquier producto de consumo masivo, en casi cualquier sitio. A menos que vivas muy apartado de la civilización, lo más seguro es que siempre haya cerca un “chino” en el que puedes adquirir prácticamente de todo, desde una botella de vino, ron o vodka, hasta una rebanada de queso tipo “facilistas” ¿las recuerdan?… ¿esas que son de queso americano y vienen envueltas individualmente en plástico?, bueno, esas mismas, aquí las hay en todos lados.

WP_20140804_061

Adicional a eso puedes conseguir los alimentos frescos en algunos mercados que están dispuestos para ello, como el mercado de los mariscos, el mercado de las carnes y el mercado de abastos. En el primero consigues pescados y frutos del mar, en el segundo carnes de res, de cerdo y pollo y, en el último que mencioné, todo lo que busques en frutas y verduras a precios mucho más bajos que en los supermercados.

También es muy probable que, a una distancia no muy lejos de tu casa, haya un supermercado. En Panamá existen varias cadenas como Súper 99, El Rey, Riba Smith, El Machetazo, entre muchas otras que están completamente surtidas.

Sobre estos establecimientos es que quiero hablarles hoy. Aquí en Panamá los precios en las cadenas y en las franquicias varían dependiendo del sitio donde se encuentren. Por ejemplo, el centro de postres de McDonald’s ubicado en la puerta del supermercado El Rey en la Vía España vende los conos (conocidos en Venezuela como barquillas y en España como cucuruchos) a $0,90 cada uno, mientras que en el mismo producto tiene un precio de $1,25 o hasta $1,50 en los Malls de la ciudad.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Con respecto a los supermercados, y según me han dicho todas las personas a quienes he preguntado, ocurre lo mismo. En los que están en zonas populares los precios son más bajos que en aquellos ubicados en áreas clase media o clase alta pero, siendo sincero, no he hecho la comparación de manera formal, aunque prometo que la haré y les contaré por esta misma vía.

Por lo tanto, luego de tener ya 20 días acá en Panamá y aprovechando que está comenzando el mes, tomamos la decisión de realizar un solo mercado mensual con la intención de ahorrar lo más que se pueda. Así que, luego de investigar y averiguar, mi esposa y yo quedamos de acuerdo en que iríamos al Machetazo de Calidonia.

WP_20140804_039

Nótese que Calidonia es algo así como el centro de la ciudad. Se trata de una zona bastante popular con muchísimas mueblerías de esas que en Venezuela llaman “de turcos”, gran cantidad de puestos en la calle en los que puedes conseguir cigarrillos, alguien que repara zapatos, frutas, verduras, tarjetas sim para el celular y pare usted de contar; igualmente hay variedad de almacenes de descuento con ropa a precios irrisorios y muchos (pero muchos) productos orientados a público con menos poder adquisitivo.

Digamos que esta es “la otra Panamá”, la que no aparece en postales ni en los anuncios turísticos; pero eso no quiere decir que sea fea o desagradable. Todo lo contrario. Esta parte de Panamá tiene un alma y un corazón diferente a aquella en la que están enclavados los rascacielos o los clubes nocturnos. Es aquella que nos recuerda nuestros orígenes latinos, nuestra esencia, nuestra cultura.

Casi frente a la parada en la que descendimos del Metrobus nos encontramos con un gigantesco cartel que decía “El Machetazo”, y entramos… ¡Vaya sorpresa! Resulta que lo que yo creía que era simplemente un supermercado y nada más, en realidad es una gigantesca tienda de seis pisos que, con sus diferencias, me recordó mucho a El Corte Inglés; ya que es posible encontrar absolutamente de todo: desde ropa interior y juguetes, pasando por artículos de mercería (sedería) hasta televisores y llantas (cauchos) para el carro, además de un mega supermercado en el que pude conseguir todo lo que fui a comprar, y más.

Lo que más me asombró no fue el tamaño ni la cantidad de productos, sino que un negocio de esa magnitud estuviera enclavado en la zona no turística de la ciudad. Es decir, el target de ese establecimiento no son los turistas que disponen de dólares para gastar en caprichos, sino el panameño trabajador, de clase media y hasta baja, que probablemente se gana la vida dando lo mejor de sí mismo en una dependencia gubernamental o en una empresa, ganando menos de mil dólares al mes.

Ese hecho en particular me puso a pensar durante las cuatro horas (sí, cuatro horas) que estuvimos caminando dentro de esa tienda, y me hizo darme cuenta de lo afortunados que son los panameños, y que esa es, probablemente, una de las razones por las que tantos extranjeros venimos para acá. Porque, más allá de su tamaño, la verdad es que Panamá es un gran país.

Si estás pensando en mudarte a Panamá y necesitas algunas sugerencias para hacerlo, no dudes en escribirme a través de este formulario.

También puedes seguirme en Twitter: @EnriqueVasquez, y en mi página de Facebook.

Te recomiendo entres al link original de este artículo en mi blog EnriqueVasquez.org para que veas las fotos que publiqué de mi visita a El Machetazo de Calidonia y te sorprendas con todo lo que encontré (hasta guitarras eléctricas venden).

Contenido Relacionado