Insólito: Una panameña tuvo por 9 meses unas tijeras alojadas en su vientre - LeaNoticias.com

Insólito: Una panameña tuvo por 9 meses unas tijeras alojadas en su vientre

Una mujer panameña que había sido sometida a una cesárea en octubre de 2013 cargó durante nueve meses unas tijeras en su vientre, dejadas allí por los médicos que le habían hecho la operación, contó este lunes la afectada.

mujer tijeras cesarea

Yizzel Morán, una mujer de 30 años y de bajos recursos, acudió en 2013 a una clínica privada en la capital para someterse a una cesárea, después de años de ahorro para tener a su primer hijo.

Tras el alumbramiento el 20 de octubre de 2013, Morán siguió con fuertes dolores de vientre durante varios meses, aunque los doctores que visitó sólo le recetaron antiinflamatarios y laxantes, según contó en una entrevista al canal Telemetro.

Tras el parto “seguían los dolores y de allí de nuevo diclofenaco, laxantes, (los médicos) me revisaban pero nunca me hicieron una placa un ultrasonido ni nada”, narró Morán desde una sencilla casa ubicada en Loma Cová, en el distrito de Arraiján, 20 km al oeste de la capital panameña.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Morán estuvo nueve meses con dolores y casi sin poder moverse hasta que el mes pasado acudió al hospital público de Santo Tomás, en la capital.

“Fue toda la noche haciendo exámenes, sangre, de allí hasta que me hicieron las placas y en las placas es que salían las tijeras”, aseguró Morán.

Las radiografías más insólitas

Médicos de un hospital privado de El Salvador operaron al zapatero Jorge Alberto González Campos, de 44 años, a quien le extrajeron la hoja de un cuchillo de casi nueve centímetros que tenía alojada en el cráneo desde 1995. Pero este insólito caso no ha sido el único. La técnica de rayos X nos ha legado imágenes que podrían dejarnos sin aliento. Clavos, tijeras, teléfonos celulares, botellas y cuchillos detectados en lugares insólitos. Aquí les presentamos una compilación.

La pesadilla de Morán finalizó el pasado 18 de julio, cuando le pudieron sacar las tijeras quirúrgicas de su vientre.

Este aparente descuido médico ha hecho que, junto a su esposo, haya tenido que dejar su apartamento en la capital panameña y trasladarse a la casa de su mamá en Arraiján porque no puede subir escaleras ni caminar demasiado.

Según Morán, cuyo aspecto es el de una mujer embarazada por lo hinchado de su vientre, los doctores le han tenido que quitar 30 cm. de su intestino, sólo puede comer alimentos especiales y no puede cargar a su hijo de 10 meses.

Morán interpuso una demanda por daños y perjuicios para que “las personas responsables paguen por su error”, asegura su marido Jorge Muñoz.

“Es un error humano, pero hasta la fecha no dan respuesta de nada”, lamenta Muñoz.

Fuente [Noticias.yahoo.com]

Contenido Relacionado

Related Topics