La banca española implanta el protocolo sobre riesgos pedido por el G-20 - LeaNoticias.com

La banca española implanta el protocolo sobre riesgos pedido por el G-20

Tras los buenos resultados de los test de estrés realizados a la banca europea, la española, que salió muy bien retratada, vuelve a cumplir con las recomendaciones de las autoridades internacionales. En esta ocasión, con las del grupo de las economías más desarrolladas del mundo, el llamado G-20, sobre la implantación de un protocolo que minimice la asunción de riesgos excesivos, derivados de posibles cambios macroeconómicos no previstos.

Según ha podido saber ABC, la gran banca española –Santander, BBVA, La Caixa, Popular, Sabadell y Bankia– presentará, tanto al Banco de España como al Banco Central Europeo (BCE), en los próximos días, un informe bajo los “Principios para un Marco Efectivo de Apetito al Riesgo”. Un documento que el G-20 ha venido pidiendo de forma reiterativa desde que estallara la crisis.

banco-santander-informe--644x362

La gran banca española presentará un informe bajo los “Principios para un Marco Efectivo de Apetito al Riesgo”.

Así, todas las entidades españolas han articulado por voluntad propia –ya que no es una acción obligatoria, sino recomendable– una especie de código que incluye las líneas generales a seguir por toda la organización con vistas a posibles riesgos de futuro, en todas las líneas de negocio, junto a los roles y responsabilidades de la junta directiva y la alta gerencia.

Y es que desde hace años, a través del Consejo de Estabilidad Financiera (Finantial Stability Board, por sus siglas en inglés, FSB), una especie de superagencia de regulación avalada por el G-20 parareducir el riesgo moral de las instituciones financieras con riesgo sistémico, los mandatarios mundiales pretenden incrementar la intensidad y la eficacia de la supervisión bancaria y evitar así “los fallos esenciales en el sector financiero y en la regulación financiera que fueron las causas fundamentales de la gran crisis de este siglo”.

Fuentes financieras explican a este periódico que la banca española decidió voluntariamente implementar este código normativo de “apetito al riesgo” al mismo tiempo que preparaba a las autoridades europeas la información financiera para los test de estrés. “Las entidades españolas logran así evitar que caiga de nuevo sobre ellas cualquier duda sobre malas prácticas y falta de transparencia. Los mandatarios del G-20 dijeron ya entonces en Londres que de no cumplirse las recomendaciones al final podría acarrear duros castigos para aquellos que no cooperasen. España, demuestra que sí está comprometida con devolver al sistema financiero la credibilidad y solidez de antaño”.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado