“Las ojeras de Arias”, por @lestertoledo

lester toledo

El insomnio en la Residencia Oficial del gobernador Arias Cárdenas, está más que justificado, además de los frustrados intentos del mandatario regional por combatir la inseguridad, el bachaqueo, el enquistamiento de los “prames”, la eliminación de las becas JEL, la paralización de los servicios de salud y la escogencia del peor candidato a la Alcaldía de Maracaibo, se suma el retorno de los inclementes cortes eléctricos, que nunca combatió, a pesar de saber que esto afectaría la tranquilidad de los zulianos que tanto juró defender.

Hoy anuncian el retorno de los apagones, que ahora llaman Plan de Administración de Carga Nacional, como si dejándolo de llamar “cortes”  los venezolanos creeremos que nos hacen un favor. Vuelve el calor y la oscuridad. Vuelve, tal como lo tituló magistralmente el diario La Verdad este martes, “la ineficiencia reprogramada”. Pues no se trata de ningún plan de carga, son cortes eléctricos que afectan a más de 3 millones de zulianos.

Como diputado ante el CLEZ exigí en mi derecho de palabra, el 19 de febrero de este año, la suspensión de las multas y los cortes. Pedí que se cumpliera la palabra del gobernador, quien en campaña prometió el cese de este trato discriminatorio para el Zulia, pero los diputados Magdelis Valbuena, José Luis Acosta, Omer Muñoz, Henry Ramírez, Eduardo Labrador, Dorelis Echeto, Neira Lathuliere, Lisandro Márquez, Leonidas González, Adelis Nava y Betty Zuleta, al igual que Arias Cárdenas, negaron tal petición y ordenaron  perpetuar el castigo a los zulianos.

Propuse revisar las obras de la plataforma eléctrica en la región, la cual debería garantizar la generación de los 2600MW que necesita el estado, pero éstas solo han servido para “enchufar” a unos cuantos funcionarios: el pírrico Parque Eólico de la Guajira, el paralizado proyecto de la Termoeléctrica de Tamare, la tardía culminación de Termozulia, en La Cañada de Urdaneta, donde falta aún, el cierre de los ciclos combinados de la planta. La problemática Carboeléctrica del Zulia y el misterioso caso del Ciclo Combinado de Bachaquero.

Por eso estoy convencido de que Arias debe estar contrariado e insomne. No creo que pueda dormir tranquilo, aun con la poderosa planta eléctrica instalada para su confort en la R.O. Es que venderle el alma al chavismo ha sido otro acto de traición, pero esta vez contra al Zulia. Y que aunque piense saltar de nuevo la talanquera, seguramente no querrá sacrificar la comodidad de los enchufaos, guardará silencio cómplice y cumplirá otra vez las órdenes centralistas contra los zulianos.

@lestertoledo / Lester Toledo.

Contenido Relacionado

Related Topics