Le regaló a su hija de ocho años un vale para operarse los senos (video + vaya madre)

La historia que a continuación leerán no debe ser rara hablando de las protagonistas, sí por lo que representa pero no por la madre que hace este regalo a su hija de ocho años. Sarah Burge es la enfermera de profesión quien ha sido noticia, primero por inyectarle botox a su hija mayor, después por regalarle a su segunda pequeña de siete años en Navidad un vale que cobrará cuando cumpla 18 años para hacerse una liposucción y ahora, esta misma pequeñita, recibirá en su cumpleaños número ocho otro vale para hacerse una cirugía de senos.

image
¿Locura… moda?

El sitio inglés Mirror dio a conocer la noticia que seguramente estará muy criticada por la sociedad en general. Burge piensa que es perfectamente normal que le dé a su hija de ocho años de edad vales de regalo para cirugías plásticas por valor de £ cirugía 8,000 ($ 12,700). Para esta mujer de 51 años de edad lo más importante en la vida es la apariencia física. A una edad en la que la mayoría de las niñas esperan les regalen muñecas o una bicicleta nueva, Poopy, la hija de Sara, lo apropiado es regalarle una cirugía plástica.

Sarah, la madre, se ha convertido en una adicta a la cirugía plástica, después de haber gastado más de £ 250,000 ($ 400,000 dólares) en la alteración de su propia apariencia. Así que, según ella, todo lo que está haciendo es dar a su hija la oportunidad de ser feliz con su aspecto y crecer con confianza. “Estoy invirtiendo en el futuro de mi hija. Voy a darle la libertad de hacer lo que quiera “, dice Sarah. “Eso es lo que Poppy quiere para su cumpleaños”, dijo la mujer al diario británico.

Pero eso no es todo lo que la hoy empresaria mujer le dará a su pequeña, ya que la mujer gastará £ 25.000 en la fiesta de cumpleaños (40.000 dólares). En el día de la fiesta, la cumpleañera saldrá en procesión en un coche tirado por caballos por el barrio, mientras que 100 invitados esperarán por ella en el jardín de Burge, decorado al estilo baile de granero. La pequeña de ocho años vestirá con ropa de diseño y botas con incrustaciones de diamantes y después caminará en una alfombra de color rosa.

Después de bailar, la comida y el entretenimiento, habrá un desfile de modas con la festejada como el juez y sus amigas posando como modelos. En la fiesta están incluídos chocolates de lujo, vales de spray de bronceado y una fotografía firmada de la Sarah y la pequeña. Realmente estas niñas parecerán más una especie de adulto enano que niñas de ocho años de edad.

Burge no tiene planes de parar pronto. Ella dice que seguirá dando regalos en especie similares hasta que Poppy junte alrededor de £ 120,000 ($ 190,000 dólares) en tratamientos de belleza a su nombre. Por supuesto, ninguno de ellos se pueden canjearse ahora, pero Poppy podrá hacer uso de ellos cuando cumpla 18 años de edad. Sara no está tan alejada de los deseos de todo padre, darles lo mejor que consideran a sus hijos pero, ¿será esto lo mejor que pueda dejarle?

[Fuente]

Contenido Relacionado

Related Topics