Mala alimentación durante el embarazo podría hacer que tu bebe desarrolle trastornos metabólicos - LeaNoticias.com

Mala alimentación durante el embarazo podría hacer que tu bebe desarrolle trastornos metabólicos

Diversos estudios han demostrado que las mujeres obesas o con diabetes tipo 2 tienen mayor probabilidad de que sus hijos desarrollen con el tiempo trastornos metabólicos semejantes.

Embarazo

En definitiva esos estudios vienen a confirmar un hecho conocido: de madres obesas nacen niños obesos. Esto se podía achacar al aprendizaje de malos hábitos de alimentación, pero se sospechaba que había más razones para “heredar” esa susceptibilidad.

Los mecanismos moleculares y celulares que explican esa tendencia denominada programación metabólica se desconocían hasta ahora. Un trabajo de la Universidad de Yale publicado en la revista “Cell” los ha puesto al descubierto y ha encontrado que la alimentación incorrecta de la madre durante el embarazo induce cambios en los circuitos cerebrales relacionados con el metabolismo en los bebés en gestación. Unos cambios que aumentan el riesgo de obesidad y desarrollar anomalías duraderas en el metabolismo de la glucosa.

En un modelo de ratón, los investigadores han comprobado que una dieta rica en grasa durante la lactancia predispone a las crías a la obesidad y a la diabetes porque se alteran sus conexiones cerebrales en el hipotálamo, una estructura clave del cerebro que regula el metabolismo energético y de la glucosa.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Aunque desarrollada en roedores, la investigación se puede trasladar a nuestra especie, pero hay que tener en cuenta que mientras los circuitos cerebrales del hipotálamo continúan desarrollándose en los roedores después de nacer, en los humanos se completan antes del nacimiento. Según esto, el tercer trimestre del embarazo es una etapa crítica en la formación en humanos de este circuito cerebral que controla el metabolismo y predispone a la obesidad y otras patologías relacionadas.

Y es precisamente al final del embarazo cuando una alimentación inadecuada de la madre puede afectar a largo plazo la salud de sus hijos. En concreto, el consumo excesivo de grasas durante esta ventana crítica del desarrollo aumenta en el riesgo de tener una descendencia con problemas de peso durante toda la vida o desarrollar diabetes.

Entre el 13 y el 40 de los embarazos se complican por una ganancia de peso de la madre y en un porcentaje que varía entre el 3 y el 10% se desarrolla diabetes gestacional. Tanto la obesidad de las gestantes como el sobrepeso, como la diabetes o incluso los índices elevados de azúcar en sangre aunque no se altere el peso, predisponen a la descendencia a desarrollar algún trastorno metabólico.

[Fuente: ABC.es]

Contenido Relacionado