"Mientras vaya viniendo… ¿Vamos viendo?", por @Karla_IsabelR - Lea Noticias

«Mientras vaya viniendo… ¿Vamos viendo?», por @Karla_IsabelR

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

Karla RodríguezSomos muchos los venezolanos, y quién sabe, quizás de otros países, que hemos escuchado y utilizado la frase “mientras vaya viniendo, vamos viendo”, y es que a veces, cuando nos encontramos en etapas de mucho estrés, demasiadas cosas por hacer, esas tareas que se van acumulando, y debemos darle respuesta a muchas incógnitas, resulta fácil, y en algunos casos incluso “liberador” repetir esta frase.

Y la razón es bastante sencilla, al tener demasiados asuntos sin resolver y tantas cosas por hacer, lo mejor es hacer “lo que se puede” y esperar… como quien dice; “que sea lo que Dios quiera”. Pero en realidad, esto no necesariamente tiene que ser así, el exceso de estrés o de trabajo o estudio no es una excusa válida para dejar que las cosas pasen “cuando tengan que pasar”.

Son demasiadas frases que se acumulan en un solo párrafo cuando se trata de dejar todo para última hora, lo cual suele ser lo que hace mucha gente cuando se da cuenta de que tiene demasiadas cosas pendientes. Sin embargo, no es lo correcto, lo que debemos hacer, o al menos intentarlo, es trazar un plan de acción, algo tan sencillo como plantear un horario, organizarnos.

No puede ser tan complicado, lo primero que debemos hacer es ordenar las prioridades, anotar (sí, es mejor irlo escribiendo todo) las actividades que tenemos pendientes y organizarlas de acuerdo a la fecha de entrega (en caso de ser asignaciones de estudios o trabajo) o de acuerdo a la fecha de realización (como reuniones o eventos de trabajo).

Una vez escritas estas fechas, podremos tener una visión más clara de lo que debemos terminar primero, y lo que nos puede tomar un poco más de tiempo, en este momento es cuando trazamos ese plan de acción. Y aunque suene a película de esas que incluyen muchas heridas, golpes y armas, no se trata de eso, sino simplemente de hacer (también escrito) un pequeño horario de lo que haremos.

Por ejemplo, hacer un cuadro con los días de la semana, como solíamos hacerlo cuando estábamos en el colegio, y anotar, dependiendo de las fechas de entrega y prioridad, cuáles cosas iremos haciendo cada día y cuántas horas podemos o debemos dedicarle a cada cosa.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

¿Ves? No es tan difícil, es cuestión de organizarse y tratar de ser disciplinado, para que no estemos a última hora haciendo todo a la carrera y diciendo “como vaya viniendo, vamos viendo”.

@Karla_IsabelR / Karla Isabel Rodríguez.

Temas relacionados

Deje un comentario