Mira por qué los gatos son los más exquisitos - LeaNoticias.com

Mira por qué los gatos son los más exquisitos

«A los gatos les gusta variar su alimentación. Son tan exquisitos que si no huelen su comida -por alguna circunstancia- prefieren no comer», nos comenta el veterinario Guillermo Perna de la Clínica Veterinaria La Pedriza en la localidad madrileña de Manzanares el Real a la pregunta de si son igual a la hora de comer los perros y los gatos. Tanto para uno como para otros la alimentación es imprescindible para su salud y bienestar, además de ser fundamental para la prevención y curación de las distintas enfermedades. Los dos son carnívoros; pero sus hábitos y sus necesidades son distintas. Así, según el veterinario: «En estado salvaje el gato es principalmente carnívoro e incluso caza presas, mientras que en su vida como animal doméstico todo esto se sustituye por alimento seco o húmedo. En esta circunstancia necesita tener un suplemento -dependiendo de la actividad y de las características del ejemplar- de proteínas (un 25 %) y grasa (entre 10 % y 40%) en su alimentación»

¿Carne o pescado? A los gatos les gusta las dos opciones, pero la carne «deben ingerirla cruda ( con su grasa, pero libre de huesos) ya que es más digestible y les gusta más. No hay que darles trozos ni demasiado grandes ni pequeños, sino de un tamaño que el animal pueda desgarrar antes de comérselos. Hay que evitar que se los trague de golpe.Respecto al pescado, este tiene que ser cocido; pero libre de vísceras y de espinas, estas últimas les puede producir perforaciones y obstrucciones estomacales. Otra de las opciones es que junto con el pienso añadirles mezclada carne picada cruda y arroz hervido. Lo que hay que evitar a toda costa es darles fiambres de todo tipo, moluscos y crustáceos».

gato1--644x362

Un gato debe ingerir poca sal para evitar cúmulos de restos salinos en el riñón que pueden provocar problemas urinarios. Los alimentos específicos para ellos contienen la proporción adecuado de sal. La leche en algunos casos puede resultar perjudicial ya que hay gatos que pueden ser intolerantes a la lactosa y tomar un poco de leche puede sufrir diarrea. De todas las maneras hay felinos a los que este alimento les sienta bien, pero es aconsejable ofrecérselo en pequeñas cantidades y de manera esporádica. La cebolla, los cebollinos y los puerros contienen tiosulfato, un componente que provoca en el animal la destrucción de sus glóbulos rojos (anemia hemolítica).

«Hay que evitar darles fiambres de todo tipo, moluscos y crustáceos»

El atún le suele gustar al gato por su textura untuosa y sabrosa, pero es una carne que carece de una sustancia llamada taurina, un aminoácido esencial para el correcto funcionamiento del metabolismo felino. Las plantas de casa resultan en su mayoría tóxicas: Lirios, rododendros, adelfas, la ponsetia o flor de pascua, la hiedra o el acebo pueden llegar a ser mortales. Sin embargo está la llamada malta gatera -se encuentra en el mercado en forma de pasta e incluso ya hay alimentos que tienen añadido este ingrediente- cuya función principal es mejorar la digestión y ayudar en la evacuación de las bolas de pelo. Es aconsejable -según el veterinario- tomarla entre una y dos veces por semana. También existe la llamada hierba o yerba gatera (de la familia de la menta) que venden en las tiendas de mascotas.

¿Comer sin horarios?

El gato come y bebe de forma aleatoria durante el día y la noche, en pequeñas cantidades y de forma frecuente. El alimento y el agua deben aportar la cantidad de nutrientes necesarios para el desarrollo del animal en cada momento de su vida. Nunca hay que dejar el alimento sobrante de una comida en el cuenco, hay que poner la cantidad adecuada (pasado un tiempo pierde su aroma y el animal la rechaza). No necesita lo mismo un cachorro cuya misión consiste en hacer crecer su organismo que una hembra que espera gatitos o un «vejete» que apenas se mueve de su cesto. En la actualidad para edad y necesidad existen en el mercado una amplia oferta de alimentos -secos y húmedos- adecuados para ellos. «Hay de todos los precios, pero precisamente los que son un poco más caros son aquellos que ofrecen mayores garantías de que nuestro gato está correctamente alimentado», comenta el veterinario Guillermo Perna.

¿Húmeda o seca? Ante está duda, además de consultar con el veterinario hay que ver qué textura es más agradable al paladar de nuestro minino y ya saben que este, a diferencia de los perros, les encanta la variedad. «El alimento seco es ideal para la buena limpieza de la boca del animal», comenta el veterinario.

Para todos los gustos

De la amplia oferta destacamos aquí algunas propuestas culinarias que les pueden servir de orientación para sorprender al exquisito paladar de nuestro simpático felino e incluso ayudarles a controlar determinadas dolencias. Por ejemplo Advance Diets, un pienso equilibrado para aquellos gatos con sobre peso y obesidad, también está indicado para problemas de diabetes Melitus, colitis o extreñimiento. Gourmet de Purina y sus cinco variedades Gold, Perla, A la carte, Diamant y Mon Petit se trata de raciones individuales de comida húmeda hechas con ingredientes de calidad, finos cortes de carne, aves o pescado con la cantidad correcta para evitar las sobras.

Alrededor del 57 por ciento de los gatos urbanos superan su peso saludable

Algunos de estos platillos tienen nombres tan sugerentes como «Pescado del océano con espinacas y salsa bechamel». Prescription Diet de Hills ayuda al gato a perder peso sin pasar hambre y evita la recuperación del peso perdido tras el programa de adelgazamiento.Royal CaninVeterin Diet, hay una variedad indicada para ejemplares adultos con sensibilidad oral y otros formulados para reducir la intolerancia a ingredientes y nutrientes. Advance Veterinary Diet para ejemplares adultos con problemas renales e hipertensión. Affinity Ultima para gatos esterilizados. Se trata de un pienso de alta calidad bajo en grasa que contiene L-Carnitina y fibra natural que incrementa la sensación de saciedad ayudando a controlar el peso tras la esterilización (tras está intervención los gatos pueden sufrir cambios en su metabolismo).

Por último, según la Asociación para la Prevención de la Obesidad de los Animales de Compañía, alrededor del 57 por ciento de los gatos urbanos superan su peso saludable. Un gato gordo no es un ejemplar sano. El manejo de una dieta equilibrada es el primer paso para garantizar su bienestar. Por eso no nos cansamos de repetir que para ello hay que elegir la alimentación apropiada consultando siempre con el veterinario.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado