Nuestra óptica: "Juan Manuel Santos actuó como verdugo", por @lodicetodo - LeaNoticias.com

Nuestra óptica: “Juan Manuel Santos actuó como verdugo”, por @lodicetodo

Geronimo-Figueroa @lodicetodoComo el propio Verdugo de los estudiantes venezolanos que se encontraban en territorio colombiano huyendo de la persecución y la tortura que aplican a los presos políticos en Venezuela, actuó el presidente Juan Manuel Santos al no darles oportunidad de escoger a que otro país dirigirse, sino que decidió entregarlos al régimen autoritario y fascista de Nicolás Maduro. El verdugo Santos midió mas las facturas económica que el régimen de Maduro le cancelará a los comerciantes colombianos por el intercambio comercial entre los dos países, que la integridad física de los estudiantes venezolanos que la policía de Santos entregó al Sebin venezolano en el puente fronterizo Simón Bolívar.

Juan Manuel Santos al entregar a los estudiantes Lorent Saleh y Gabriel Valles, al régimen de Nicolás Maduro, actuó como comerciante pensando en las facturas que cobrarán los empresarios colombianos, y porque no, pensando en los dividendos que puedan producir las posibles y jugosas comisiones que siempre obtienen los intermediarios cuando intervienen para cobrar deudas, y no como un estadista que procura el bienestar de las personas como primer activo de una sociedad en una nación democráticos. Es vergonzoso que la hermana república de Colombia este gobernada por un individuo como Santos, que mas que un estadista, por su manera de actuar pareciera un vulgar cobra comisiones.

Nuestros estudiantes son valientes y resteados. Hay que recordar la actuación del joven Lorent Saleh cuando estuvo a la cabeza de la huelga de hambre para pedir la libertad de los presos políticos, entre quienes estaban varios diputados electos en 2010, y a quienes el gobierno del difunto presidente les negaba la libertad por el solo hecho de pensar distinto, violando flagrantemente la Constitución Nacional. En esa oportunidad el difunto presidente presionado por las acciones de los jóvenes, se vio obligado a negociar y comisionó al ministro del interior de la época, Tareck El Aisami para que hablara con los jóvenes liderados por Lorent Saleh.

Producto de las conversaciones entre los jóvenes y el ministro, se logró el traslado de la Juez Afiuni de la cárcel de mujeres a su casa y salieron en libertad los diputados Biaggio Pirelli y José Sánchez Montiel “Mazuco”, que estaban acusados por delitos no cometidos. También salió en libertad el capitán del ejército, Otto Gebahuer, que estaba preso por el delito de haber visto llorar como un niño al difunto presidente los días 11 y 12 de abril de 2002, cuando fue comisionado por la superioridad para salvaguardar la vida del llorón.

Hoy cuando estos jóvenes que en esa oportunidad se restearon y expusieron sus vidas en la huelga de hambre para solicitar la liberación de los presos políticos, son muy pocas las voces que hemos escuchado para protestar la detención y la forma como actuó Juan Manuel Santos. Antonio Ledezma y otros pocos, son los que han protestado y hablado claro contra la actuación de Juan Manuel Santos, pero no hemos escuchado todavía a los que a cada rato invocan y hablan de “nuestro pueblo” y mucho menos de los que en su oportunidad recobraron la libertad gracias a la huelga de hambre liderada por Lorent Saleh. Como dicen en criollo, así paga el diablo.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Pareciera que tienen temor mencionar el nombre de Juan Manuel Santos, quien para nosotros, y lo decimos con mucha responsabilidad, actuó como verdugo y comerciante, al entregar a los jóvenes estudiantes venezolanos que estaban refugiados en Colombia, para protegerse del brazo represor del régimen de Nicolás Maduro. Santos conociendo como actúa el régimen chavista, al entregar a los jóvenes estudiantes venezolanos, violó todo lo establecido en el capítulo sobre la protección de los Derechos Humanos de la Carta Democrática Interamericana y lo establecido en la Carta Universal de Derechos Humanos de la ONU, y todo por algunos dividendos por el cobro de facturas a favor de comerciantes colombianos por parte del régimen de Maduro.

Por Gerónimo Figueroa Figuera

Contenido Relacionado