Nuestra Óptica: "¿Y el resto del año qué?", por @lodicetodo - LeaNoticias.com

Nuestra Óptica: “¿Y el resto del año qué?”, por @lodicetodo

Geronimo-FigueroaEn el mes de diciembre, especialmente después del 16 vemos en los periódicos y noticieros de televisión, vemos a muchas personas promocionándose con “obras de caridad” para los niños necesitados de la nación, bien sea con un almuerzo o con una entrega de juguetes donde además les obsequian una franela membretada con el nombre de la empresa, institución del gobierno nacional o personalizada si se tratara de políticos aspirantes a cargos de elección popular en el futuro, para que se graben en la memoria y no olviden ese día de la “caridad”.

Nos imaginamos a esas personas, empresarios especialmente, preguntándole a los que están a su alrededor cuanto puede costarle el acto y recordando que deben tomarse las previsiones para ver como se incluye en los desgravámenes para el pago del impuesto sobre la renta. Igualmente instruyendo al departamento de prensa y relaciones públicas para que por nada del mundo deje de convocar con tiempo a la prensa y a los periodistas para asegurar la publicación en los periódicos y difundidos por los noticieros de televisión y emisoras de radio.

No vamos a decir que los actos son malos y que los niños necesitados no se lo merecen, lo que sostenemos es que esos actos de “caridad” deben ser los 365 dias del año cuando se trate de almuerzos y cuando se trate de entrega de juguetes navideños, recordamos que esos niños también necesitan asistencia médica y educativa para su propia formación personal y profesional. Además sería muy provechoso que el propio estado y la empresa privada crearan las condiciones para generar empleos donde los padres de esos niños pudieran tener ingresos propios.

En Venezuela las cosas pasan tan rápido que la mayoría de las veces olvidamos lo que ocurre y lo que dicen algunos mandatarios y políticos profesionales. En el año 2000 el difunto presidente bautizó a los niños que trabajan como maromeros y acróbatas en los semáforos de Caracas y algunas ciudades del interior del país, como niños de la Patria, y juró cambiarse el nombre si no los protegía en lugares seguros para su normal desarrollo, pero esa promesa fue una mas de las tantas incumplidas durante 14 años que tuvo en el poder. La promesa fue el año 2000 y el 5 de marzo de marzo de 2013 anunciaron su muerte con el mismo nombre con el que fue bautizado en Sabaneta de Barinas donde nació en 1955.

Los niños que están en los refugios, muchos de ellos desde 1999 cuando la tragedia de Vargas, mas que un almuerzo o un juguete en el mes de diciembre, lo que necesitan es que los encargados de construir viviendas por parte del gobierno nacional no sigan robándose los reales y de una vez por todas terminen los proyectos habitacionales para que los niños sean dignificados, tal como lo anunciaron en el año 2000.

Cuando vemos cual es la población penal del país, podemos notar que el 80% oscila entre los18 años y 25 años, lo cual significa que hoy el que tiene 18 tenía 03 años cuando llegó la revo9lución y el que tiene 25 tenía 10 años. Los lectores fácilmente pueden sacar la edad que tenía cada uno de ellos cuando el difunto llegó al poder en 199 y cuantos tenía cuando juró que se cambiaría el nombre si no los dignificaba y los convertía en niños de la patria.

En los refugios donde están “depositados” muchos seres venezolanos con los mismos derechos que pudiera tener cualquier burócrata de la revolución castro-comunista, donde varios funcionarios del gobierno nacional van de visita cada diciembre a tomarse fotos o cada vez que hay elecciones a prometer las casas, varios niños han sido violados y asesinados. Esto significa que la mal llamada revolución humanista y no es mas que un parapeto para que unos cuantos vivos a la pepa se hayan enriquecidos.

En ese sentido, mas que un almuerzo o una franela anual, nuestros niños lo que necesitan es mas atención y cero demagogia gubernamental y política.

@lodicetodo / Gerónimo Figueroa Figuera

Contenido Relacionado