Ocho consejos para que aprendas a estimularlo con las manos

Estimular a tu pareja utilizando sólo tus manos puede servir como un momento previo al sexo o incluso como el acto principal de la noche si lo haces bien. Es especialmente maravilloso si no eres fan del sexo cuando andas en tus días o si te sientes mal y prefieres llegar al orgasmo sin moverte demasiado (como después de una noche loca de copas).

Parejas

Sigue estos tips para darle una noche fabulosa (que seguramente se transformará en reciprocidad).

1. La posición

La mejor forma de hacer esto es pidiéndole a tu pareja que se recueste en la cama (si eleva su espalda con almohadas para que te pueda observar, mejor). Siéntate en sus piernas para tener mejor acceso a su pene.

2. El lubricante

Usa uno a base de agua para asegurarte de que tu mano resbale. Si no hay lubricación la estimulación se puede volver incómoda o incluso dolorosa.

3. El movimiento

El primer paso es tomar su pene con tu mano y apretar muy ligeramente, como si cogieras un plátano muy maduro tratando de no apachurrarlo. Mueve tu mano de base a punta, despacio y gentil.

4. La variedad

Las sensaciones intensas vienen de lo inesperado de tus movimientos. Una vez que ya esté en el momento mezcla junto con el movimiento que ya practicaste unos cuantos cambios de velocidad y la presión que usas. Asegúrate de no ser demasiado ruda, pero en el calor del momento un ligero apretón ayuda.

5. El lugar especial

Una de las partes más sensibles del pene es justo donde comienza la cabeza. Usa las yemas de tus dedos para estimular esta área (recuerda el lubricante). A muchos chicos no les gusta que los toquen en el orificio del pene porque es una zona demasiado sensible. Tendrás que probarlo con el tuyo y ver qué tal responde.

6. Gira

Otro movimiento especial es rotar ligeramente tu muñeca de derecha a izquierda mientras bajas y subes. Este movimiento lo volverá loco siempre y cuando esté bien lubricado.

7. Un final explosivo

Cuando veas que está listo para llegar al orgasmo estimula sus testículos y la delicada piel detrás de ellos. Si no lo has tocado en este lugar hasta el momento, será lo que lo haga explotar.

8. A la segura

Lo mejor que puedes hacer cuando hay confianza es preguntar. Pídele que se toque él mismo como parte del juego previo al sexo y recuerda bien los movimientos que más repite para futuros encuentros.

[Fuente: actitudfem.com]

Contenido Relacionado