Opinión: “Pastores de la libertad: Mitzy, Lilian, Miguel Henrique entre otros”

Recordando al padre de la democracia venezolana del siglo XX, Don Rómulo Betancourt, quien a causa de su incansable lucha contra las tiranías, (en Venezuela: las dictaduras Gomecista, Perejimenista y en latinoamericanas contra la de Rafael Leonidas Trujillo) pasó una tercera parte de su vida en el destierro, se refirió al exilio con estas improvisadas palabras dichas desde el Poliedro de Caracas: “El primer deber de un demócrata en las luchas en contra las dictaduras es mantenerse en libertad”.

mitzi-lilian

Al igual que Betancourt, hoy en Venezuela tenemos decenas de exiliados y  presos políticos que han asumido con dignidad y coraje ese gran compromiso histórico de lucha por la libertad y la democracia desde distintas trincheras. A todos ellos, mi reconocimiento y respeto.

Cada preso político tiene sus razones y debemos respetar las decisiones que cada uno de ellos adoptó, aunque en todos los casos las circunstancias en las que los han atacado han estado plagadas de abuso de poder y servilismo de parte de la directiva de los poderes  que deberían tener criterio propio y autonomía en la toma de decisiones. Especialmente los casos del Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma y del líder del partido político  Voluntad Popular, Leopoldo López, sobre quienes no pesa ningún tipo de prueba, ni testigo en su contra, la narcofiscal General de la República utiliza e inventa argumentos baladíes y argucias jurídicas para tenerlos privados de libertad, obedeciendo las instrucciones de los capos del régimen, que evidentemente controlan todas las instituciones. Por cierto, ya son tan atrevidos y acostumbrados a dominar todo que en estos días, a raíz del conflicto creado por el dúo Maduro/Cabello con Colombia, le pidieron al Presidente Santos y a la Canciller Holguín que controlaran los medios y  la respuesta de Colombia fue que “aquí si hay libertad de expresión y ese es un tema que no se discute”.

Pensaron los narcogobernantes que con la privación de libertad de estos líderes de la oposición lograrían desmovilizar y doblegar el espíritu libertario de los venezolanos, pero el tiro les salió por la culata porque por cada preso político hay decenas de nuevos luchadores que mantienen su pensamiento libre por todas las calles de nuestra patria y llevan sus mensajes a todos los rincones de la comunidad internacional.

Las aguerridas esposas del Alcalde Metropolitano y de Leopoldo López  (Mitzy Capriles de Ledezma y Lilian Tintori) salen día a día a defender sus hogares, sus familias y sobre todo a defender la libertad y la dignidad del pueblo venezolano. Estas dos mujeres se han convertido en las misioneras de la democracia y de la paz en Venezuela, todos los días salen casa por casa llevando un mensaje de justicia y paz  que ha causado un gran impacto internacional, lo que ha permitido sensibilizar al mundo de la tragedia política y social que vivimos en nuestro país, donde pensar diferente es castigado sin miramientos.

Además de ellas, se suman otros actores como el segundo a bordo del partido Voluntad Popular, el monaguense Carlos Vecchio quien  también es perseguido y acosado por el narcorégimen.  Desde hace unos cuatro meses resolvió salir del país Miguel Henrique Otero, uno de los dueños del diario EL Nacional (único periódico impreso de circulación nacional que hace oposición a la dictadura) porque difundió una información bien sustentada e investigada que había publicado un diario Español sobre los narconegocios de Diosdado Cabello a quien identifican como el jefe del temible Cártel de los Soles. Esa información que enardeció a Cabello fue corroborada por el Secretario Antinarcóticos del Departamento de Estado de EEUU, William Brownfield.

Pero en el país de la burocracia y la ineficiencia, se le dictó en tiempo récord una medida de prohibición de salida del país, tratando de doblegar a quienes piensan diferente y osan atentar contra los capos del gobierno. En la cruzada emprendida hace meses,  Miguel Henrique Otero  arribó a Costa Rica (gran  país, ejemplo de democracia para el mundo), el pasado sábado 29 de agosto acompañado por su  incansable y dinámica esposa, Antonieta Jurado, quien está pendiente de su agenda y de la mínima seña en su diario trajinar. Desde aquí como muchos otros continúan su labor pedagógica, desenmascarando la narcorevolución venezolana, ante todas las instituciones Costarricenses.

Al régimen se le están poniendo las cosas difíciles, son muchos los disidentes, los luchadores que se van sumando a la oposición. Son muchas las organizaciones internacionales de distinta representatividad, Asociaciones de Alcaldes, Organizaciones No Gubernamentales de Derechos Humanos, Ex Presidentes, Legisladores quienes gracias al mensaje de los Pastores de la Libertad, a los disidentes, han hecho pronunciamientos serios por todas las instancias y el mundo democrático ha expresado su preocupación pues ya es harto reconocido que en Venezuela la Democracia es una pantalla, la realidad es una Dictadura, con todas sus erróneas propuestas ya fracasadas en donde se ha instaurado. No les va a hacer falta construir más cárceles porque desgraciadamente mi patria se ha convertido en una gran cárcel para los venezolanos: no hay libertad de tránsito por razones de seguridad, no hay libertad de expresión por el cerco mediático y la infiltración de los patriotas cooperantes, los servicios públicos son precarios, hay colectivos que funcionan como pranes, para comer hay que hacer grandes colas y hay que recibir lo que venga y como venga. Solo tienen trabajo quienes callan y agarran del gobierno, los mini, medio y maxi enchufados dependiendo del nivel donde consigan una oportunidad.

La historia cobrará el profundo dolor y sufrimiento que nos están ocasionando a todos los venezolanos estos malandros que gobiernan mi país, unos presos, otros asesinados y otros que como yo, han tenido que exiliarse a causa de las feroces persecuciones. Tenemos mucha fe en la inteligencia y la valentía del pueblo y, sobre todo creemos en que Dios, hará caer ese narcorégimen muy pronto, pues las generaciones futuras merecen reencontrar una Venezuela rica en reservas naturales y sobre todo en valores y calor humano. Este periplo de dirigentes de oposición que llevando la verdad más allá de nuestras fronteras han hecho despertar  a muchos dirigentes y pueblos del mundo, no solo para que sepan nuestra verdad si no para que eviten llegar a esto bajo las falsas promesas de Justicia Social e Igualdad,

En el mundo no comprenden como el Estado Venezolano está siendo dirigido por capos y por un presidente nacido en otro país, capaz de forjar su partida de nacimiento para llegar al poder, capaz de desconocer y atentar contra sus hermanos colombianos y también contra los venezolanos imponiendo un modelo económico cavernícola como el comunista y el evidentemente fracasado modelo social que nos impuso el Intergaláctico supremo.

Pero a pesar de las dificultades y sufrimiento  que ocasionan el destierro forzoso, seguiré en la lucha con lo único que me queda, MI PLUMA y MI PALABRA.

José Gregorio Briceño Torrealba

“El Gato” Briceño.

Contenido Relacionado