"Paracaidismo y maquillaje", por @AngelArellano - LeaNoticias.com

“Paracaidismo y maquillaje”, por @AngelArellano

d1cbffb40f0398abd523f2df050fa671Todos cómodos en sus respectivas butacas porque en el quirófano de país inició el proceso de postulación para las 335 alcaldías y sus respectivos concejos municipales.

El gobierno dio inicio a este magno evento con rasgos propios de un reality show. Sus primeros nombres para ciudades que generan altísima opinión pública no son otros que el animador Wiston Vallenilla para Baruta, el también presentador de televisión y filósofo Miguel Ángel Pérez Pirela para Maracaibo, el pelotero Antonio “El Potro” Álvarez para el mirandino municipio Sucre y su colega beisbolista Magglio Ordoñez para Puerto La Cruz.

A todos los une una genuina característica. Más allá del profeso amor por Chávez y la naturaleza propia de paracaidistas, están ligados por la sencilla razón de que ninguno vota, ni reside, en los municipios encomendados.

Aunque la plataforma comunicacional chavista financiada con el Presupuesto Nacional buscó desmontar cualquier matriz negativa amparándose en el relevo que significan estas promesas “juveniles” para el país, no hubo trinchera que guardara el descontento generalizado en las bases rojas por el aterrizaje forzoso de estos recién llegados.

El oficialismo convulsiona. Tanto líder de base, tanto consejo comunal, comunas y publicidad gastada en “El Pueblo” para terminar nombrando sólo a personajes con tarjeta VIP en el salón de los enchufados. Es imposible no pensar en un revés impresionante para el 8 de diciembre. El pase de factura y el salto de talanquera volverán a colmar primeras páginas de esta Venezuela herida.

No falta quien considere que hay movimientos de Miraflores, o de Diosdado (no sabemos a ciencia cierta quien tenga más voz de mando en la agenda) que se anclan en la directriz de sacar del medio a cuadros bien vistos dentro del gobierno. Algunos sectores han reconocido la labor de Dante Rivas frente al Saime, INTT y ahora Minamb; así como la de Francisco Garcés frente el Ministerio de Transporte. Pero el gobierno penaliza aquel que pueda ejecutar una maniobra con un milímetro de amplitud o eficiencia. Así han salido muchos, para darle paso al maquillaje y al secador.

Los meses que restan de este turbulento 2013 carecen de matices de recuperación económica. Mientras exportamos unos $615 millones al imperio capitalista, importamos de ahí mismo unos $12 mil millones.

Maduro adolece de escasez, inseguridad, inflación. Trata de resolver los problemas aupando tempestades en las instituciones nacionales cavando una profunda tumba. No es amigo del empresariado, ellos sólo “han de tragar sapos vivos para mantener sus negocios pero no le comunican un ápice de legitimidad al hombre que vegeta en Miraflores”, como diría Carlos Blanco en reciente texto.

Y para mal de males, la lucha contra la corrupción desplegada rimbombante en televisión es resumida en una breve y rodada mancheta: “Que Maduro marche contra la corrupción es como que Maradona proteste contra las drogas”.

Arrancaron, ahora sí, las municipales. No exclamemos “¡vamos a ver qué pasa!”. Sería cobarde e irresponsable. Reiteremos: “A participar todos, no dejemos espacios vacíos”. Salud y paz.

 

Ángel Arellano / @angelarellano

Contenido Relacionado