Perú busca elevar sus relaciones económicas con la India - LeaNoticias.com

Perú busca elevar sus relaciones económicas con la India

Raví Krishna, administrador hotelero de origen indio, llegó al Perú hace 17 años. Su primer trabajo fue en el hotel Monasterio en el Cusco. Por más de una década, el ejecutivo –que actualmente se desempeña como director de la cadena de hoteles Casa Andina– trabajó en un sector hotelero peruano. Hoy Raví ya no solo busca conectar a turistas con un buen destino o un cómodo hospedaje. Hace poco más de un año fundó la Cámara de Comercio de la India en el Perú (Incham, por sus siglas en inglés) con el objetivo de potenciar el vínculo comercial económico entre su país de origen y el Perú.

india

A pesar de que es conocida por ser la democracia más grande del mundo, hoy este país asiático, según el más reciente Wolrd Investment Report elaborado por las Naciones Unidas, también es la cuarta economía más atractiva para la inversión extranjera a nivel mundial (superada por China, Estados Unidos e Indonesia). Según el Gobierno indio, su país es la tercera economía más grande en el mundo en términos de poder adquisitivo y es el mejor destino de inversión en el largo plazo.

“En los últimos dos años hemos crecido cerca de 5% [tasa que se repetiría este año]. Para 2015 esperamos una expansión de 6% a 7%. Tenemos como meta tener un ritmo de crecimiento en el rango de 8% y 9% para dentro de dos o tres años”, explica Manpreet Vohra, embajador de la India en el Perú.
Actualmente la relación entre la India y el Perú es bastante dinámica. Al finalizar 2013, según cifras de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), el comercio efectuado por ambos países –entre exportaciones e importaciones– superó los US$1.200 millones, unos US$200 millones más que en 2012.

Las importaciones indias que llegan al Perú son básicamente vehículos –motos y mototaxis, como los que trae la fabricante india Bajaj– y productos farmacéuticos. Del lado de las exportaciones peruanas, sobresalen los minerales y, de manera muy tenue, los productos agrícolas, como uva, garbanzo, entre otros.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

También hay una interesante presencia de firmas indias en suelo peruano. “Actualmente, entre empresas con presencia directa y oficinas de representación, hay alrededor de 45 compañías indias en el Perú”, destaca Raví Krishna. Están presentes en el sector hidrocarburos –como es el caso de Reliance Exploration & Production, abocada a la explotación petrolera– y otras están en el sector farmacéutico. ¿Y qué hay de las firmas peruanas en ese país? El caso más resaltante es el de Aje, firma de fabricante y comercializadora de bebidas que cuenta con una planta en ese país. “Recientemente se lanzó la marca Cielo en la India”, detalla Manpreet Vohra.

Relación con futuro. Tener una relación más cercana con el gigante asiático es una decisión acertada. “Algo que está comprobado es que en una relación comercial entre un país grande y un país chico, el país chico siempre es el más beneficiado. El potencial de compra de este tipo de países es muy amplio”, dice Carlos Posada, directivo de la Cámara de Comerio de Lima y exviceministro de Comercio Exterior.

Un tratado de libre comercio (TLC) entre ambos países es una posibilidad cada vez más cercana. Según el embajador indio, la negociación de este acuerdo empezaría en el primer trimestre de 2015. ¿Qué puertas se abrirían para ambos países en caso de que esto suceda? “La India tiene poco más 1.200 millones de habitantes. Casi 50% de nuestra población es menor de 30 años. Es el país más atractivo para llevar cualquier producto. Cada alfiler, gramo de oro o uva que se produce en el Perú tiene potencial para ser llevado al país”, dice Raví Krishna.

Manpreet Vohra destaca que con un TLC uno de los sectores más beneficiados sería el de salud. “Actualmente el costo de las medicinas en el Perú es muy alto. Nosotros podemos traer medicinas de calidad y a un precio bajo”, dice. El diplomático también ve buenas perspectivas para que se desarrollen las importaciones de vehículos, como los buses, y tecnología al Perú. Krishna, por su parte, añade que otro rubro peruano beneficiado con los envíos indios sería el de defensa, ya que el país asiático es un importante fabricante de armas.

¿Y qué productos podría colocar el Perú en el mercado indio? En el caso de los minerales, el oro tiene un gran potencial, según Krishna y Vohra. El intenso uso de este metal en ese mercado está asociado a tendencias religiosas y culturales de la sociedad india, la joyería, la industria, entre otros. El cobre –insumo esencial de la tecnología– es otro metal interesante para ese mercado, en especial porque el Gobierno ha asignado US$12.000 millones para construir cien ciudades inteligentes en 21 estados. Según los especialistas, también hay oportunidades para los productos agroindustriales, los alimentos y los de consumo masivo. “Veo potencial en la parte industrial. Hay una proyección interesante en lo que son plásticos y materiales para empacar. No dudaría que podríamos ser proveedores de esos insumos para el mercado indio”, dice Carlos Posada. El exviceministro añade que, si bien es complicado llevar los productos peruanos a ese país, los problemas logísticos son solucionables.

La relación entre ambos países podría avanzar mientras se negocia el TLC. Por lo pronto, Raví Krishna adelanta que hay empresarios indios interesados en invertir en el sector minería. El representante gremial desliza que habría dos firmas indias que podrían operar minas grandes en el Perú. El embajador Vohra señala que también existe interés de compañías indias por invertir en el rubro energético. La experiencia que tiene ese país es bastante amplia en ese campo. Según la embajada india en el Perú, la producción de 1.006 TWH (terawatios por hora) posiciona a la India como el quinto mayor productor y consumidor de energía en el mundo. “El sector energía es uno de los más desarrollados y organizados en la India”, dice el embajador. El Gobierno, por su lado, peruano ha mostrado interés en ser el foco de atención de los inversionistas indios. Recientemente Carlos Herrera, director ejecutivo de ProInversión, viajó a Nueva Delhi y sostuvo reuniones con empresarios de ese país interesados en explorar oportunidades de inversión en carreteras, energía eléctrica, hidrocarburos, ferrovías, telecomunicaciones, agroindustria, entre otros sectores.

En lo referente a inversiones peruanas en suelo indio, el consumo masivo es una variante muy importante. “Cada año, treinta millones de indios se suman a la clase media. Eso representa un enorme potencial para las empresas de consumo”, indica Krishna. Los expertos coinciden en que este contexto configura una posibilidad interesante para empresas peruanas que ya tienen experiencia operando fuera del mercado local. Según el embajador indio, también hay terreno para que firmas peruanas de construcción vayan a su país, debido a que una de las prioridades del Gobierno es impulsar el desarrollo de infraestructura urbana, como viviendas. “En el Perú tienen mucha experiencia”, dice el diplomático. Raví Krishna también ve oportunidades de negocios en el campo del retail. Según explica, este negocio está un poco más desarrollado en el Perú que en la India, situación que podría ser aprovechada por los operadores locales.

La ubicación geográfica del Perú en América Latina es otro detalle a tomar en cuenta. “El Perú podría ser un hub de los negocios de la India en la región”, dice Posada. El ejecutivo añade que el país también debe tratar de aprovechar la experiencia que ya tiene la India en innovación. Para Julio Malo, director general para América Latina del Banco Standar Chartered, la India ofrece a los países de la región una economía con una gran capacidad de escala al igual que China, pero con una diferencia: tiene una sociedad y un Estado basados en instituciones británicas. “Una consecuencia de ello es que la India, a nivel gerencial y político, funciona en inglés. Eso facilita enormemente la interacción con América Latina”, dice Malo. Según el banquero, es bastante viable que la India realice negocios con algunos bloques de la región, como la Alianza del Pacífico de la que el Perú es miembro. Por lo pronto, la relación entre ambos países parece ir viento en popa. Profundizarla está en la cancha del Gobierno.

Fuente [Americaeconomia.com]

Contenido Relacionado