Pizza de berenjena y tocineta (Receta)

La pizza de berenjenas y bacon es una pizza muy peculiar cuyo sabor sorprende y agrada a todos. La textura de las berenjenas asadas es deliciosa y su sabor contrasta muy bien con el del bacon. Para acompañarla, recomendamos un vino blanco bien frío.

Pizza de berenjena y tocineta

En verano todos somos menos formales y cambiamos mucho nuestros planes, por lo que no es raro que un día no venga nadie a cenar y otro nos juntemos hermanos, cuñados y sobrinos en improvisadas fiestas familiares. Para esas ocasiones, me encanta hacer recetas sencillas como esta pizza de berenjena y bacon que gustan a todos tengan la edad que tengan.

Lo bueno es que con los ingredientes que utilizamos para la cobertura de la pizza, vamos acostumbrando a los más pequeños a tomar más hortalizas y a que estas pueden ser parte de sus platos favoritos, por lo que luego las tomarán también en otras preparaciones.

Ingredientes para 4 personas

Para la masa:
200 g de harina de trigo
3 g levadura fresca de panadería
3 g de sal
20 ml de aceite de oliva virgen extra
125 ml de agua

Para la cobertura:
1 berenjena
150 g de bacon
1 bola de mozzarella
dos cucharadas de tomate triturado
sal, pimienta, orégano y aceite de oliva

Cómo hacer pizza de berenjenas y bacon

Comenzamos preparando la masa al mezclar los ingredientes y trabajarlos unos minutos. Después la dejamos reposar 30 minutos en la nevera para después estirarla y formar la base de nuestra pizza. Mientras reposa la masa, vamos pelando la berenjena y cortándola en rodajas finas.

Extendemos la base de la pizza y damos a los bordes unos pliegues para que tenga un aspecto rústico. Extendemos el tomate con el dorso de una cuchara y vamos repartiendo la mozzarella cortándola a pellizcos y distribuyéndola por toda la pizza.

Colocamos los discos de berenjena dando la vuelta a la pizza y rellenando el centro y rellenamos los huecos disponibles con el bacon cortado en tiras. Una vez terminada, añadimos un pellizco de sal, un poco de orégano y un hilo de aceite de oliva.

Horneamos a 220º en horno precalentado para que la base quede bien crujiente y el relleno quede integrado al fundirse el queso y se vayan dorandeo los demás ingredientes. Servimos inmediatamente espolvoreando más orégano por encima.

Tiempo de elaboración | 35 minutos
Dificultad | Fácil

Fuente: [directoalpaladar.com]

Contenido Relacionado