¿Por qué cerramos los ojos al estornudar?

Las personas que han perdido sus reflejos pueden estornudar con los ojos abiertos. Los reflejos viajan a través del sistema nervioso. De esta manera si alguna falla producida en los nervios que conectan a los párpados y el cerebro puede permitir que alguien estornude sin cerrar los ojos.

Según un estudio de la University College London dirigido por el Doctor West, es posible utilizar técnicas condicionantes para ”modificar los reflejos”. En ese sentido, podemos hacer que el estornudo sea más fuerte o más débil, así como más fácil o difícil de evocar. Por lo tanto, podemos hacer que el cerebro modifique el hecho de no cerrar los ojos mientras estornudamos y a pesar de que sea complicado, es posible.

Según otra creencia uno no puede estornudar con los ojos abiertos porque se nos saldrían. Para que los ojos se salgan, se requiere de una presión muy intensa en las regiones retro oculares, presión que es imposible producir por medio del estornudo.

Los ojos se cierran debido a un mensaje neurológico enviado por la médula oblongada del cerebro a los párpados. Las razones por las cuales se cierran los ojos son las siguientes: Es una consecuencia del reflejo de estornudar; es un mecanismo de protección de los ojos para evitar que entren partículas y microorganismos producidos por el estornudo.

Fuente

Contenido Relacionado