Precauciones que debes tomar al merendar

Todas sabemos perfectamente que la merienda es uno de los básicos hábitos de cualquier dieta. Aprende los nueve mandamientos que debes cumplir para que ésta se convierta en tu aliada y no en tu obstáculo:

merienda

1) Acepta los caprichos pero que no se pasen de la raya. Ejemplo: si quieres helado no te compres un brownie con helado extra grande, busca un helado de yogurt o fruta.

2) Si haces ejercicio procura hacer una merienda post work out que contenga proteína y puedes hacer otra más ligera 40 minutos antes. Puedes usar la “whey protein” o hacer la tuya propia con bananos y dátiles.

3) No te olvides de tomar agua, después de cada bocado toma un poco de agua y te sentirás más satisfecha por más tiempo

4) En la moderación está el triunfo pero si no tienes una idea de las porciones adecuadas siempre debes medir lo que comes. Nada de comer directo del empaque que puedes perder el control.

5) Lo que no consumiste durante el desayuno o almuerzo por olvido: meriéndalo para consumir las calorías y nutrientes que necesitas para mantener una dieta equilibrada.

6) No te apures y trata de comer lo más lento que puedas saboreando bien para que tu cuerpo asimile que estas comiendo y te llenes más rápido. Además si tu merienda es algo esperado para ti y es un antojo más aún: ¡disfrútalo!

7) Match and win: asegúrate de combinar y consumir proteínas, carbohidratos y grasas alternadamente para mantener tus niveles de azúcar en la sangre estables.

8) Básico: no te olvides de la merienda, ésta te ayudará a controlar la ansiedad y no morir en el intento de seguir tu dieta

9) Si estudias o trabajas debes siempre empacar tus meriendas y llevarlas contigo para no terminar cayendo en la tentación de comprarte unas galletas de chocolate. Consejo práctico: si llevas contigo siempre almendras o nueces serán tu opción saludable para cualquier descuido.

[Fuente: fashionistaes.com]

Contenido Relacionado