“¿Quién es nuestro candidato?” por @jdsolorzano - LeaNoticias.com

“¿Quién es nuestro candidato?” por @jdsolorzano

Cuando se inicia una campaña electoral son muchos los elementos que se deben tomar en cuenta para esta tenga éxito, son muchas las interrogantes que se deben responder al electorado, entre ellas la siguiente: ¿Quién es nuestro candidato?.

El líder que opta por algún cargo elección popular debe tener un pasado, una historia que narrarle a la opinión pública, el dirigente no puede ser un recién llegado, debe impedir ser percibido como un advenedizo en el mundo de la política, sino por el contrario él debe ser visto por los electores como alguien que merece ser el representante del colectivo.

Nuestro dirigente debe poseer una razón para ser candidato, debe explicarle a los ciudadanos que lo impulsó a pedirles que lo respalden, si el aspirante no le argumenta sus motivos para solicitarle el voto, estos serán menos proclives a hacerse sus simpatizantes.

La historia que se exponga ante la opinión pública debe resaltar en la vida del candidato la gran triada de credibilidad, experiencia y honestidad, que son elementos indispensable para generar confianza entre el electorado.

Estos factores o características expuestas sobre el abanderado se unirán, para mantener la ilación, con todos los elementos de campaña, slogan, iconografía, mensajes, colores, entre otros puntos, si no existe convergencia en todos estos puntos con relación a la historia narrada se producirá un ruido que posiblemente acabaría con la percepción positiva de candidato.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

El "Yes, we can" (Sí, se puede) de Obama en su elección presidencial resumía su lucha política, pero aún más importante planteaba en sintesis lo que había sido su vida, en la segunda campaña de Richard Nixón, ante los ataques de sus rivales de que había perdido una elección presidencial y una para gobernador, éste respondió aseverando que había sido el único político de EEUU que en su vida pública había tenido oportunidad de reposar, reflexionar y analizar sobre sus errores y acierto, narró su historia tanto activa como en la "reserva", lo que generó muchas simpatías a su opción.

En muchas ocasiones los argumentos o propuestas de campaña no generan tantos apoyos entre el público como una estrategia comunicacional bien diseñada, donde el populismo, el sentimentalismo y el "decir lo que la gente quiere escuchar" sean claves fundamentales, pero este mecanismo de manipulación de masas pasa por fomentar entre la opinión colectiva los rasgos básicos del pasado del candidato.

El líder, en resumidas cuentas, tiene que poseer un motivo, un pasado que lo llevó a proponer su nombre y esto debe unirse en un solo proceso de difusión de mensaje, con esto hay gran camino andado hacia la meta: El Triunfo.

Fuente:

@jdsolorzano / www.josedionisiosolorzano.blogspot.com / [email protected]

Contenido Relacionado