Conoce las razones por las que no es buena idea tener TV en la habitación

Hace unos años no era problema tener un televisor en la habitación, pero en los tiempos actuales este tema genera mucha polémica, pues son muy accesibles y los hay de todos los tamaños y precios. Aunque parezca muy cómodo ver la televisión en nuestra cama, los especialistas señalan varias razones por las que no es buena idea tener un aparato de televisión en la habitación. En LeaNoticias.com te explicamos el por qué no debes tenerla. Veamos:

tv-habitacion

Roba la energía

Para tener una habitación llena de vitalidad y armonía, definitivamente hay ciertas cosas que no debemos tener en el lugar donde dormimos, y una de ella es el televisor.

Expertos en Feng Shui aseguran que los televisores son canalizadores de energía y muchas personas tienen por costumbre ir a la cama con el televisor encendido y otras no pueden dormir si no es viendo la televisión, lo cual es muy negativo para un buen y reparador descanso.

Explican que cuando una persona está viendo televisión para dormir, sus ojos están distrayéndose, pero el aura empieza a debilitarse al entrar en un proceso de sueño y relajación, cuando el televisor roba toda la energía. Esto trae como consecuencia que al siguiente día esa persona esté cansada y agotada, debido a un sueño intranquilo.

Al tener un televisor encendido en la habitación, se genera un choque con nuestra energía vital. Para evitar esto se recomienda tapar la pantalla del televisor con una sábana blanca, y así evitar la interferencia de energía.

Provoca mala comunicación

El televisor en la habitación matrimonial provoca mala comunicación en la pareja, pues muchas veces ambos consideran mejor ver algo entretenido que tener una amena conversación sobre las actividades del día, situaciones familiares o cualquier otro tema de interés.

Sedentarismo

La tentación de quedarnos en la cama viendo nuestra serie favorita o la película que tanto nos gusta, siempre estará presente y provoca que nos quedemos pegados a la cama por largo rato. A esto se le une que podemos tomar como costumbre comer frente al televisor, por lo que corremos el riesgo que terminemos siendo una persona sedentaria y depresiva.

Aumenta la factura de electricidad

Puede ocurrir que sin darnos cuenta el televisor se nos quede encendido toda la noche, pues nos quedamos dormidos y olvidamos colocar el apagado automático; y esto hace incrementar la factura de electricidad, lo cual ocasiona gastos innecesarios.

Un tercero en la pareja

La presencia del televisor en la habitación de una pareja afecta su relación, puesto que puede ser un elemento distractor de la intimidad entre ambos. Así como puede ser un punto de unión, al ver programas juntos y comentarlos; también puede distanciar pues actúa como un tercero en la pareja, que puede ocasionar problemas.

Dejamos de hacer lo que nos gusta

Hay muchas cosas que nos gusta hacer en nuestra habitaciones, como leer un libro, estudiar, meditar y muchas otras, por lo que el televisor en nuestro cuarto constituye un elemento distractor que nos impide hacer otras cosas, pues no aguantamos la tentación de encenderlo.

¿Y tú tienes el televisor en tu habitación? ¿Crees que es negativo tener el aparato de TV donde dormimos? Tu opinión es importante para nosotros, deja un comentario.

Si la información te parece de interés compártela en tus redes sociales para que llegue a todos tus amigos y conocidos.

Contenido Relacionado