Se prevé que habrá más vuelos de repatriación Madrid-Caracas en agosto o septiembre

Yovana Pitino fue a visitar unos meses a su abuela que vive en un pueblo de Sicilia, al sur de Italia. Su vuelo se canceló en marzo. Desde entonces busca la forma de volver. La semana pasada se vino a España, porque cree que desde ese país podría ser más fácil regresar a Venezuela.

Ya van cuatro meses y medio de espera en España para 500 venezolanos que necesitan volver a su país. Desde entonces todos los vuelos están cancelados. Aproximadamente 400 más están en otros países de Europa buscando la forma de regresar. La plataforma Venezolanos Varados en España ha desmontado este jueves el campamento en Barajas que organizaron para solicitar vuelos de repatriación al gobierno de Nicolás Maduro. Aunque todavía no hay confirmación oficial, las autoridades venezolanas les están solicitando sus datos para preparar su vuelta en agosto y septiembre.

Una de ellos es Yovana Pitino. Después de 11 meses solucionando trámites por su doble nacionalidad italo-venezolana y visitando a su abuela Orazia en Modica, una ciudad siciliana en el sur de Italia, tenía pensado volver en marzo. A esta hija de italianos que emigraron a Venezuela la cancelación de vuelos le sorprendió en el país de sus orígenes. “La mayoría de los venezolanos que están por Europa tanto Holanda, Alemania, Italia… se van unir aquí en España por lo que he visto en el grupo de Whatsapp de venezolanos que están varados por Europa”.

Gracias al apoyo económico de su abuela, Yovana ha podido llevar mejor esta espera. Ahora tiene un poco más de esperanza tras el contacto con las autoridades de Venezuela. “No hay nada confirmado. Se dice que puede ser en agosto o en septiembre según las personas que se han acercado a la Embajada en Madrid que han hablado con los secretarios. Las autoridades venezolanas se han dedicado más a ver cómo ayudarlos. Son muchas personas que van a España porque saben que el punto de partida es allá por la masa de gente”.

Antes de regresar Yovana y el resto de pasajeros deberán pasar una prueba PCR y al llegar guardar una cuarentena de al menos cinco días. Una cuarentena que ya ha pasado Luciano del Gaudio. Él se quedó atrapado en España en el primer vuelo que se suspendió hacia Venezuela, el 14 de marzo. Tiene una empresa de repuestos de coches. Es uno los 376 venezolanos que volvieron el 21 de julio desde Madrid. “Llegué a España el 13 de febrero. Me vine en el vuelo del 21 de julio. Estuve como turista y me quedé atrapado en el primer vuelo que no salió entre España y Venezuela el 14 de marzo”.

Luciano explica que en país en este país caribeño hay restricciones de movilidad entre provincias. Están en un momento de la lucha contra el virus que le recuerda a la situación en España hace cuatro meses. Todos los que volvieron con él ya están en su hogar. Ninguno está infectado. “Un vuelo completo negativo. La última persona ha llegado a su casa el viernes 31 de julio sano y salvo. Todos con resultados negativos. Un resultado positivo implica al menos 21 días de cuarentena en tu casa“.

Para todos ellos los meses de esperan han terminado. Sin embargo, desde hace cuatro meses y medio para muchos venezolanos la vida es aquello que ocurre, que ven, que les hace llorar o sonreír en algún lugar donde no esperaban estar mientras esperan un vuelo que les lleve a casa.

Javier Villaverde – Cadena Ser

Contenido Relacionado