Resuelven el enigma médico más antiguo del mundo - LeaNoticias.com

Resuelven el enigma médico más antiguo del mundo

El consumo de alcohol resulta ser una tradición heredada desde la antigüedad; en aquellos tiempos, dichas bebidas se consumían en fiestas y ritos religiosos, una costumbre que impera hasta nuestros días.

image

El problema radica que esta sustancia, al igual que muchas otras, es adictiva. Se dice que una persona es alcohólica cuando bebe demasiado durante un periodo de tiempo prolongado, volviéndose dependiente de éste y conforme pasan los días, la necesidad de ingerirlas va creciendo hasta tal punto que es difícil vivir sin ella, señala botanical-online.com.

Según los datos publicados en drogomedia.com, más de 2 millones de personas en todo el mundo mueren a causa del alcohol, y es que esta sustancia corre rápidamente por la sangre y si hay niveles excesivos, se producen alteraciones en el cuerpo, tales como falta de control, disminución de la frecuencia respiratoria y cardiaca, afecta el funcionamiento del cerebro y con el paso del tiempo, hace mella en el hígado, acabando con este órgano vital.

clip_image001

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

En México, según el Consejo Nacional Contra las Adicciones (CONADIC), se calcula que existen aproximadamente 3 millones de personas con problemas de consumo excesivo de alcohol, 600 mil de éstas son mujeres y 300 mil son menores de edad, convirtiéndose así en uno de los problemas de salud pública a nivel internacional más urgentes de atender.

¿Qué es lo que hace que nos guste y disfrutemos de tomar bebidas alcohólicas? Hace casi un año, investigadores del Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA sus siglas en inglés) llevó a cabo una investigación para tratar de dar una respuesta aceptable a dicha interrogante.

En aquella ocasión, los investigadores del instituto concluyeron que se trataba de una cuestión genética, ya que aquellas personas portadoras de una variante del receptor de opioide llamada 118G, hace que las personas experimenten una mayor euforia al momento de entrar en contacto con ellas, es decir, cuatro veces más placer, indica larazon.es.

clip_image002

Recientemente, científicos de la Universidad de California, en San Francisco, llevaron a cabo una serie de estudios para tratar de reafirmar o plantear una nueva explicación a esta interrogante. Ya se sabe que el alcohol libera endorfinas, las cuales producen placer.

Los investigadores de California examinaron a 25 personas, 13 bebedores compulsivos y 12 no bebedores, a los cuales se les practicaron tomografías, en donde pudo observarse que la liberación de endorfinas se produce en dos partes del cerebro, en el núcleo accumbens y la corteza orbitofrontal, sin importar la cantidad de alcohol consumido.

Se observó también cuántas más endorfinas liberadas en la zona de accumbens, seas un bebedor empedernido o no, ambos sentirán la misma sensación de placer; sin embargo, si se liberaban más endorfinas en la corteza orbifrontal, se tiene un mayor sentimiento de intoxicación, sobre todo aquellos que acostumbran a tomar grandes cantidades.

clip_image003

“Esto indica que los cerebros de los bebedores excesivos o bebedores con problemas van cambiando en una forma que los hace encontrar el alcohol cada vez más placentero porque ese sentimiento cada vez más grande de recompensa los hacer beber cada vez más”, explicó la doctora Mitchell, una de las encargadas de dirigir el experimento.

Contenido Relacionado

Related Topics