¿Te quieres divorciar? Hazte una cirugía plástica y lo lograrás

Existen muchas razones por las que un paciente busca una cirugía plástica cosmética y es un secreto a gritos que son muchos los factores psicológicos que los llevan a buscar ayuda para solucionar algún problema físico del que están inconformes y que quieran mejorar; aunque no lo crean la cirugía cosmética puede cambiar drásticamente la manera como nos miramos a nosotros mismos. El divorcio debe considerarse como un riesgo de la cirugía plástica.r-CIRUGIA-large570

Muchas personas que tienen cirugía, particularmente si tienen resultados instantáneos visibles como aumento de mamas, rinoplastías o liposucción, pueden decir que ellos no han cambiado como persona, pero en realidad sí lo han hecho; si no, que otro factor podría explicar lo que sucede posterior a una cirugía plástica cosmética.

Como indica un estudio conducido por Grazia, siete de cada diez personas dicen que han mejorado sus vidas, casi la mitad ha cambiado de trabajo y cuatro de cada diez se han separado de su pareja o divorciado. Así es, esto significa que casi un 40% de las mujeres dejan sus parejas después que se recuperan.

En general los resultados de las cirugías plásticas traen cosas positivas debido a la recuperación y aumento del autoestima, pero el factor divorcio es un poco alarmante.

También podemos observar que posterior al divorcio las cirugías cosméticas se realizan con las siguientes finalidades según Dr. Robert Rey (Dr. 90210), 64% quieren ganar confianza, 42% quieren sentirse mas jóvenes y 13% admiten que quieren sentirse más atractivas para los hombres.

El Dr. Jean M. Lotus, autor de “The smart Woman’s Guide to Plastic Surgery”, sugiere algunos consejos que hay que analizar antes de decidir una cirugía plástica:

-Una persona debe buscar cirugía plástica para el mismo, no para impresionar a alguien o para salir de un depresión.

-La persona debe saber cuál es la parte del cuerpo que quiere mejorar.

También se ha incrementado mucho, la de cirugía plástica posterior a un divorcio. Este fenómeno social se puede explicar ya que las personas necesitan recuperar su autoestima y sentirse más jóvenes a la hora de salir a la búsqueda de una nueva pareja.

Mi recomendación final, si eres una de esas personas que no pueden encontrar pareja o mantener una vida marital, no veas en la cirugía plástica la solución a ese problema, lo que debes es buscar ayuda psicológica o un terapeuta que te oriente y pueda mejorar tu manera de socializar.

[Fuente: huffingtonpost.com]

Contenido Relacionado

Related Topics