Todo lo que debes saber sobre la reforma migratoria anunciada por Barack Obama

Aproximadamente 11,6 millones de inmigrantes viven de manera ilegal en los Estados Unidos. El jueves, Barack Obama anunció la tan esperada reforma migratoria que, entre otras cosas, suspenderá las deportaciones masivas de millones de indocumentados y beneficiará al menos a cinco millones de inmigrantes, que podrán acceder a un permiso de residencia y un trabajo temporal por hasta tres años.

inmigrantes

“Ustedes pueden salir de las sombras y regularizar su situación ante la ley”, dijo Obama durante su discurso. La medida fue lanzada pese a las duras críticas por parte del Partido Republicano y ante la amenaza de ser bloqueada. Aún así, Obama se mandó.

Una medida de este tipo resulta beneficiosa para cientos de compatriotas que desde hace varios años se encuentran en condición de ilegales en Norteamérica, bajo el temor de la deportación y ser separados de sus familias.

¿A quiénes y cuántas personas beneficiará esta reforma?

Encontramos un buen resumen al respecto que hizo el diario La Nación, de Argentina:

<<Los principales beneficiarios del anuncio serán inmigrantes indocumentados que llevan más de cinco años en Estados Unidos y que tienen hijos que son ciudadanos del país o residentes legales, que demuestren que llevan en el país desde antes del primero de enero de 2010 y no tengan antecedentes penales (…) Estos indocumentados evitarán la deportación por tres años y obtendrán un permiso de trabajo.>>

La Casa Blanca estima que cerca de 5 millones de personas serán beneficiadas con esta reforma.

Ahora, ¿quiénes no se beneficiarán?

Durante su mensaje, Obama fue muy claro al precisar que esta medida no se aplicará a “nadie que haya entrado a este país en fecha reciente. No será aplicable para nadie que venga a Estados Unidos de manera ilegal en el futuro. No otorga ciudadanía ni el derecho de quedarse aquí de manera permanente ni ofrece los mismos beneficios que reciben los ciudadanos”.

Es decir, más de la mitad de los 11,6 millones de indocumentados no serán alcanzados por la reforma.

 

El diario El País, de España, responde algunas dudas básicas sobre la reforma

¿Se beneficiarán los padres de los ‘dreamers’ (indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo niños)?

Obama ha dejado fuera a los progenitores indocumentados de los jóvenes que han logrado un permiso de residencia y trabajo temporal a través del programa de Acción Diferida (DACA) de 2012. Según la Casa Blanca, el presidente se hubiera extralimitado en sus poderes ya que la ley de inmigración vigente solo permite a una persona solicitar el permiso de residencia de un familiar si es residente legal, y los ‘dreamers’ que se beneficiaron de DACA no lo son.

¿Cuándo se puede hacer la solicitud?

La Casa Blanca estima que el sistema para regularizar a los padres indocumentados de niños estadounidenses llegará en la primavera, mientras que el de los ‘dreamers’ estará listo un poco antes.

¿Cuál será la nueva prioridad en las deportaciones?

La orden ejecutiva de Obama modificará el objetivo de los recursos destinados a las deportaciones, con mayor énfasis en la seguridad en la frontera y un nuevo programa de Comunidades Seguras de manera que se pueda expulsar más rápidamente a aquellos indocumentados que representen una amenaza para la seguridad o hayan entrado recientemente en el país.

¿En qué situación quedan los menores no acompañados que llegaron este verano?

Los menores que llegaron a la frontera en el verano de 2014 están considerados como prioridad en el orden de deportación, ya que su entrada ilegal en el país fue posterior al uno de enero de este año. Asimismo, se expulsará a quienes hayan desobedecido una orden de deportación emitida después del 1 de enero de 2014.

¿Qué ocurrirá con el resto de indocumentados?

Los millones de personas que no cumplan los requisitos para evitar la deportación tendrán que esperar a una reforma del sistema migratorio más amplia, como la que impulsó el Senado en 2013. Si EE UU quisiera deportar a todos los indocumentados, incluso a un ritmo como el actual, de 400.000 al año, tardaría tres décadas.

El presidente Barack Obama enfatizó que se reforzarán las medidas de seguridad en la frontera estadounidense para impedir la llegada de más migrantes y, al mismo tiempo, deportar a aquellos que sean atrapados en zona fronteriza. Hay que precisar que la reforma migratoria de Obama es una orden ejecutiva, es decir, una medida firmada por el presidente que sirve para legislar por decreto o para modificar una ley existente. Esta medida puede ser revocada por el próximo presidente o por el Congreso estadounidense, si es que este se niega a destinar fondos para su implementación.

Recordemos, además, que a inicios de noviembre el Partido Republicano ganó el control total del Congreso durante las elecciones de mitad de periodo de Estados Unidos. Seis escaños le fueron arrebatados a los demócratas, partido de Obama.  Es por esta razón que se teme que la oposición republicana, que se ha mostrado en contra de la reforma migratoria, la deje sin efecto.

inmigrantes 2

Los detractores de Obama, como el republicano John Boehner, han acusado al presidente de haberse extralimitando en sus poderes. Además, la American Immigration Council, centro de análisis migratorio, ha indicado que la reforma migratoria son solo “indultos temporales no estarían cambiando unilateralmente las leyes para la concesión de la residencia permanente o la ciudadanía”.

Mientras tanto, el republicano Mitch McConnell ha amenazado que el Congreso “tomará medidas” para detener lo anunciado por Obama, a quien le ha tocado lidiar con un escenario difícil en momentos donde sus indices de popularidad han caído considerablemente.

Fuente [Espacio360.com]

Contenido Relacionado