Tráfico y venta ilegal de ropa usada, el último negocio suculento en Italia - LeaNoticias.com

Tráfico y venta ilegal de ropa usada, el último negocio suculento en Italia

No hay sector en Italia, si se puede explotar económicamente, en el que la mafia no ponga la mano. Trafican incluso con los vestidos que la gente dona para los pobres. En muchas ciudades italianas hay depósitos donde se recogen vestidos usados que, después de tratamientos de limpieza e higienes, se destinan a los más necesitados.La policía de Roma, que ha detenido a 14 personas relacionadas con esta estafa, ha descubierto que también en este servicio público se había infiltrado la camorra, la mafia napolitana: los vestidos donados eran recogidos por cooperativas y sociedades que los expedían clandestinamente a África y a Europa del este.

venta-ropa--644x362

12.000 toneladas en un solo año

Los magistrados trabajan con la hipótesis de que en un año un sector de la camorra ha gestionado «12.000 toneladas de vestidos, con ganancias de varios millones de euros».

El ayuntamiento de Roma había concedido la gestión de la ropa regalada por los ciudadanos a cooperativas y asociaciones sin intereses comerciales, precisamente por sus características «sociales», con el intento de garantizar un ayuda a las personas pobres, con el respeto de normas higiénicas rigurosas.

Pero todo ello se lo ha saltado a la torera la camorra: los vestidos eran llevados a establecimientos donde, teóricamente, debían ser lavados y desinfectados. Pero tal procedimiento no era respetado en absoluto, o solo en ocasiones en una mínima parte. En los camiones que transportaban los sacos con la ropa, solamente se inspeccionaba la última fila de sacos, y éstos eran los únicos con los vestidos tratados regularmente. Los camiones viajaban con documentación falsificada que certificaba «procesos de tratamiento y recuperación» de ropa, que nunca se habían producido.

Un negocio impresionante

Los camorristas han extendido esta práctica fraudulenta de Roma a otras ciudades italianas, según la investigación policial. La central de la recogida de vestidos estaba en la región de Campania, con Nápoles como capital, territorio de origen de la camorra. Dice la policía que el negocio que hacían es impresionante, porque se habla de miles de toneladas de ropa para revender.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado